Síguenos en YouTube:
-- CERRAR --
Paparoni criticó informe sobre desnutrición de la ONU: “Las cifras de hambre son más graves” | “Estamos cansados de promesas”: Transportistas exigen respuestas por escasez de repuestos | Por esta razón restringirán el paso vehicular en la autopista Francisco Fajardo | Por problemas de salud, Gilber Caro levantó huelga de hambre | CNE elimina captahuellas para elecciones regionales del 15Oct | Familiares de Carlos Andrés García rompieron el silencio: “Sebin decía que ACV era fingido” | Maduro propone “cortarle la cabeza” a quien no terminó un CDI en Ciudad Caribia | El cargo que pediría Maduro si no fuese Presidente | La “piscina” de agua marrón en la avenida Páez de El Paraiso tras fuerte aguacero (Imágenes) | Lo que conversaron oposición y chavismo en Dominicana |

¿Sabes de dónde salió la frase “las paredes oyen”?

Las paredes oyen
Compartir en Facebook

Esta frase de que “las paredes oyen” que es tan usada en el mundo, para decir que se tenga discreción al decir algo cuando es confidencial sobre quien no puede escucharla, seguramente alguna vez la has no solo escuchado sino dicho.


Sea como sea todo el origen de esta frase curiosamente viene de un tiempo donde realmente las paredes oían, casi literalmente.


También puedes leer: Mira quién hizo la foto de fondo de escritorio de Windows XP

La reina de Francia, Catalina de Médici, mandó a instalar por todo palacio una red de conductos acústicos en las paredes, para poder escuchar secretamente las conversaciones de algún lugar aún a distancia.


Todo esto en base a las sospechas de conspiración en su contra que tuvo que buscar métodos como este para poder descubrir quien estaba en contra de su estado monárquico, luego de que la persona fuera descubierta la servidumbre y miembros de la corte de palacio regaron a toda voz que las paredes tienen oídos.


Así que ya sabes más o menos que es lo que significa, para que tengas cuidado con lo que dices y donde lo dices, pues las paredes te pueden estar escuchando. Muchos monarcas inventaron cosas muy desquiciadas para poder saber quienes les iban a traicionar, además de contar con todo el poder y la autoridad para la época, muchos de ellos eran paranoicos, pues tenían incluso sirvientes que les probaran la comida, que los bañaban, y sino llegar al colmo como Catalina la Grande, que incluso llegó a tener una sirvienta que se acostaba con los hombres, para saber si eran del gusto de su alteza.


Admin
Visitas:


Déjanos un comentario

¿Qué pasa si no cuidas tu gastritis?

FOREST MACHINE RODEO - Meanwhile In Finland EP 1