Porqué no debes prestar tus pendientes o zarcillos

Zarcillos o pendientes

Esto va más que todo con las mujeres, aunque ya hay muchos hombres que hacen uso de estos artículos, como muchos artículos este debería ser uno de uso muy personal, ¿Por qué?


Porque cuando te colocas un pendiente o zarcillo se genera una pequeña abertura en la piel, que se convierte a su vez en una entrada magnífica para los virus de la última persona que los llevó puesto y así pueden entrar al torrente sanguíneo sin mucho problema.


También puedes leer: ¡Fabuloso! Hoteles en Japón ofrecerán a sus huéspedes teléfonos inteligentes gratis

Aunque muchas personas no le sangran las orejas cuando llevan puestas estas prendas es importante que laves estas joyas al momento de colocártelas si las ha usado otra persona.