“Nos cerraron un camino”: Con este mensaje Capriles reconoció derrota electoral | “Tengan cuidado”: Oscarcito denunció uso “sin autorización” de una de sus canciones por un “rojito” | Exministro recomienda tomar “con confianza” medicamentos hasta con tres años de vencidos | ¿Huevos en polvo? Las cajas CLAP te lo tienen (+Foto) | Nacho invitó a votar este 15-0 y evitar que la abstención de la victoria al chavismo | Feo La Cruz: “Este 15-O votaremos por el Carabobo potencia que tanto hemos soñado” | Más de 55 mil pacientes con cáncer no cuentan con los 31 medicamentos para su tratamiento | ¡Solo en socialismo! El video de una mujer despellejando un gato para comérselo en Río Chico | ¿Piensas emigrar? Estos son los costos de un pasaje por tierra a Ecuador y Perú | El nuevo precio del azúcar que le quitará lo dulce a tu vida (+Fotos) |

Andrés Cillero su trabajo y breve reseña histórica


Andrés Cillero, o por su nombre completo Andrés José Cillero Dolz nació en Valencia el 29 de octubre de 1934.


Pintor, escultor y catedrático de dibujo, emparentado con el Pop-Art de la decada de 1960, está considerado como el introductor de este estilo en España, aunque su obra, es una muestra de una evolución constante y personal.


También puedes leer: El Exorcismo de Anneliese Michel

Definió el mismo su obra como Grotesch-Art*, ó aplicándole una dosis de humor, como “Gótico-Lavable”.


En su obra aparecen algunos “anti-valores contagiados de las mistificaciones artísticas capitalistas y ciertamente gratas de la ya caduca invasión del pop.”


Sin embargo su estilo se aparta de este, Cillero optó por un erotismo algo desganado, que huía del “buen gusto” como de la peste; provocador pero sin la perversidad propia de los “retorcidos” centro europeos, como Balthus y sus seguidores.


Sus fuentes de inspiración y temas recurrentes la libido y el erotismo. Artista directo, de una claridad mediterránea que se servía de las luces, de los colores intensos y de las formas más esculturales de los cuerpos femeninos.


Su pintura está fundamentada en base a una interpretación catastrófista del dolor humano, de su sacrificio y la masificación del sufrimiento; una indagación en las formas de expresión de los medios de comunicación y un replanteamiento del tema erótico realizado con una gran delicadeza y un acentuado humorismo.


En 1966 redactó su “Manifiesto Grotesch”. Inició la carrera de arquitectura que abandona al lograr un premio en una exposición de arte universitario en 1954, dedicándose a partir de entonces, a tiempo completo a la pintura. Tras obtener el título de profesor de dibujo, viaja a Madrid, París y Roma, para completar su formación artística.


Se licenció en Bellas Artes en la Universidad Politécnica de Valencia, obteniendo el doctorado “cum laude” por la Univerdidad Complutense de Madrid; Profesor titular de la facultad de Bellas Artes de Madrid, siendo nombrado vice-decano de asuntos culturales en 1990.


Realizó varios murales para algunas iglesias, centros educativos y edificios públicos. Fue fundador de la Asamblea Permanente de Artistas del Mediterráneo, y participó como miembro fundador del Primer Salón al aire libre de Valencia. Primer presidente del Salón de Marzo y fundador del Patronato de la Sala C.I.T.E.


Participó en: la Bienal de Sao Paulo, en la Bienal de Alejandría, en la Bienal de Cracovia; “Selección Española de Arte Moderno” (Museo de Toulouse), Exposition Internationale de la Gravure en Yugoslavia, Internacional Graphik Frenchen de Alemania, Norwegian Internacional Print Biennale en Noruega, “Selección Española de Pintura” en el Museo Real de Bruselas; Haus der Kunst de Munich, “Nombres Nuevos del Arte Español”, “Pintura Española del Siglo XX” en el Museo de Taiwan.


Consiguió a lo largo de su vida innumerables galardones, entre ellos el Premio Nacional de Pintura de Madrid (1976). Se le ha considerado como el introductor del Pop Art en España, pero su obra es una clara muestra de una evolución constante y personal.


Murió en Madrid en diciembre de 1993.


La Real Academia de Bellas Artes de San Carlos le nombró, a título póstumo, académico correspondiente en virtud de sus “extraordinarios méritos docentes y artísticos.”
*”La palabra grotesch, que en este caso tenía su origen en la lengua catalana, no respondía a la mera traducción y connotación que supone lo grotesco, sino que iba más allá, dejando de lado su medida peyorativa. Lo grotesco se manifiesta como sinónimo de “snob”, extravagante, rebelde, en pugna con el buen gusto establecido, audaz, distinto e inaudito.”


Admin


Déjanos un comentario