Síguenos en YouTube:
-- CERRAR --
“Nos cerraron un camino”: Con este mensaje Capriles reconoció derrota electoral | “Tengan cuidado”: Oscarcito denunció uso “sin autorización” de una de sus canciones por un “rojito” | Exministro recomienda tomar “con confianza” medicamentos hasta con tres años de vencidos | ¿Huevos en polvo? Las cajas CLAP te lo tienen (+Foto) | Nacho invitó a votar este 15-0 y evitar que la abstención de la victoria al chavismo | Feo La Cruz: “Este 15-O votaremos por el Carabobo potencia que tanto hemos soñado” | Más de 55 mil pacientes con cáncer no cuentan con los 31 medicamentos para su tratamiento | ¡Solo en socialismo! El video de una mujer despellejando un gato para comérselo en Río Chico | ¿Piensas emigrar? Estos son los costos de un pasaje por tierra a Ecuador y Perú | El nuevo precio del azúcar que le quitará lo dulce a tu vida (+Fotos) |

Charles Hatfield, El fabricante de lluvias


El fabricante de lluvias. Todo empezó en 1890, cuando Charles Hatfield un vendedor ambulante, conoció un libro que iba a cambiar su vida. “la ciencia de la pluvicultura”, una obra sobre métodos pseudo científicos para la producción artificial de lluvias. Después de esto, Hatfield invento lo que él llamaba el “acelerador de la humedad”, una formula química que solo él conocía, una mezcla de 23 sustancias, y con la cual aparentemente hacia llover a su voluntad. En 1904 gano sus primeros 100$ cuando unos agricultores le pidieron hacer llover en sus campos. Hatfield subió a un monte, donde preparo su producto y extrañamente comenzó a llover.


No se sabía si era casualidad, pero el caso es que su trabajo era recompensado y cada vez era más solitado y mejor pagado. En 1904 consiguió incrementar el nivel de embalse del lago Hernet en siete metros para la Compañía  Estatal de Aguas. Tuvo fracasos, pero fue tal la cantidad de éxitos, que a la gente no le importaba. El suceso más notable de su carrera se dio en San Diego, USA ciudad que estaba siendo azotada por una fuerte sequía. Los ciudadanos hicieron una colecta para juntar los $10,000 que pedía  Hatfield. Cuando finalmente contaron con el dinero, instalaron en una antena el “acelerador de humedad”.


También puedes leer: Récord Mundial: por jalar un avión

Increíblemente empezó a llover, pero lo que al inicio fue motivo de alegría para todos, se convirtió en una pesadilla, pues llovió tan fuerte que la ciudad entera se inundó. Llovió sin parar durante 7 días y los ríos se desbordaron, los puentes se destrozaron y varias represas cedieron, perdiendo la  vida varias personas. A pesar de todo el desastre Hatfield intento cobrar la suma pactada, las autoridades molestas le dijeron que tenía que pagar los daños millonarios que había causado.


Durante años Hatfield lucho por cobrar sus $10.000 pero nunca lo consiguió. Poco a poco su fama se perdería en el tiempo, y moriría a la edad de 83 años convencido, en la efectividad de su misteriosa técnica, que se llevó en secreto a la tumba. Casualidad, verdad o engaño?


 


Chantal Goncalves


Déjanos un comentario

Tipos de gatos que puedes tener en casa

FOREST MACHINE RODEO - Meanwhile In Finland EP 1