“Nos cerraron un camino”: Con este mensaje Capriles reconoció derrota electoral | “Tengan cuidado”: Oscarcito denunció uso “sin autorización” de una de sus canciones por un “rojito” | Exministro recomienda tomar “con confianza” medicamentos hasta con tres años de vencidos | ¿Huevos en polvo? Las cajas CLAP te lo tienen (+Foto) | Nacho invitó a votar este 15-0 y evitar que la abstención de la victoria al chavismo | Feo La Cruz: “Este 15-O votaremos por el Carabobo potencia que tanto hemos soñado” | Más de 55 mil pacientes con cáncer no cuentan con los 31 medicamentos para su tratamiento | ¡Solo en socialismo! El video de una mujer despellejando un gato para comérselo en Río Chico | ¿Piensas emigrar? Estos son los costos de un pasaje por tierra a Ecuador y Perú | El nuevo precio del azúcar que le quitará lo dulce a tu vida (+Fotos) |

El hombre que no pudo ser ejecutado


El hombre que no pudo ser ejecutado. John H.G. Lee nació en Devon (Inglaterra) y muy pronto dejo la escuela para ponerse a trabajar como sirviente de Emma Keyse, en la cercana aldea de Babbacombre. En 1879, abandono la casa para enrolarse en la Royal Navy y, tras pasar  unos años en la cárcel por robo, en 1884 regreso para volver a trabajar  para la Sra. Keyse. La mañana del 15 de noviembre de 1884 aparecería el cuerpo de Emma con la garganta seccionada, tres heridas en la cabeza y parcialmente quemado. Como era de esperar, las sospechas cayeron en John Lee; por ser el único hombre en la casa en el momento del asesinato, sus antecedentes y tener una herida en el brazo fueron motivos suficientes para declararle culpable.


El 23 de febrero de 1885, fue sentenciado a ser ahorcado en la prisión de Exeter. Después de que John fue sentenciado, le dijo al juez: “Estoy tranquilo, yo confió en el Señor y él sabe que soy inocente”. El día de la ejecución, pese a que el verdugo del penal reviso la trampa del cadalso, en el momento de que John Lee iba a ser ejecutado, el mecanismo fallo. Lo intentaron de nuevo, colocaron a John Lee en la trampa, y nuevamente el mecanismo volvió a fallar. Revisaron nuevamente aquello, hicieron pruebas y todo funcionaba bien, y tras un tercer intento para ahorcarlo, increíblemente, el mecanismo volvió a fallar.


También puedes leer: Cosas que debemos saber sobre Simón Bolívar que lo llevó a ser el Libertador

La ejecución fue aplazada y se conmuto la pena de muerte por la cena perpetua. Tras 22 años, y varias apelaciones, John Lee fue liberado. Se especuló que poseía conjuros de brujería diabólica. Otros dicen que realmente fue un verdadero milagro. Otros que la lluvia, que al parecer cayó ese día, hizo que se hinchara la trampa del patíbulo, lo que no permitía que funcionara. Jamás se encentro una explicación  satisfactoria del defectuoso funcionamiento de la trampa. Se cree que John H.G. Lee murió el 19 de marzo de 1945 en Milwaukee donde apareció una tumba con su nombre y año de nacimiento. Fue realmente Lee culpable del asesinato? Fue un pacto, milagro o coincidencia su salvación?


Chantal Goncalves


Déjanos un comentario