Síguenos en YouTube:
-- CERRAR --

El Exorcismo de Anneliese Michel

Compartir en Facebook

Anneliese Michel, nacida en Leiblfing, Bavaria, creció en la pequeña localidad de Klingenberg am Main, en esta misma región, en el seno de una familia católica de clase media. Sin aviso, su vida cambio drásticamente un día de 1968 cuando tenía 16 años, comenzó a no poder controlar su propio cuerpo, sufría movimientos violentos, ni siquiera podía avisar a sus padres, Josef y Anna ,ni a sus tres hermanas. Poco después de lo ocurrido ese momento, el neurólogo de la Clínica Psiquiátrica Wurzburgle diagnostico la ” epilepsia del Gran Mal”. Y a consecuencia de la dureza de sus ataques y de una fuerte depresión que padeció, Anneliese fue finalmente admitida en el hospital para disponerla a tratamiento.


En 1973 se volvió intolerante ante varios objetos religiosos y empezó a oír voces, comenzó a ver diabólicas visiones “muecas” caras monstruosas, durante sus rezos diarios, incluso escuchaba voces que le decían “Anneliese se cocerá en el infierno”. Ella menciono los demonios a sus médicos una sola vez, explicándoles que ellos habían comenzado a darle órdenes. Su condición empeoró a pesar de la medicación e intentó el suicidio.


También puedes leer: Tu cerebro crea monstruos imaginarios con tu reflejos cuando pasas más de 10 minutos viendote.

Michel y su familia se convencieron de que estaba poseída y llamaron a un sacerdote católico para practicarle un exorcismo, siendo rechazados inicialmente. En 1975, tras muchas reflexiones, dos sacerdotes obtuvieron permiso del obispo local y le realizaron el exorcismo.


Anneliese murió el 1° de julio y la investigación demostró que estaba malnutrida y deshidratada; sus padres y los curas responsables fueron acusados de negligencia. Se probó que su muerte fue a causa de la tensión de los ritos y la investigación concluyó que hubiera podido ser salvada con ayuda médica de haberla tenido incluso un día antes. Este caso atrajo la atención pública y de los medios.


Tras el veredicto de culpables, los acusados fueron sentenciados a seis meses en la cárcel pero se permutó la pena por tres años de libertad condicional y una fianza. El caso ha sido etiquetado como confusión con una enfermedad mental, negligencia, abuso e histeria religiosa.


Chantal Goncalves
Visitas:


Pastores evangélicos que son un total fraude para la religión

FOREST MACHINE RODEO - Meanwhile In Finland EP 1