Síguenos en YouTube:
-- CERRAR --

Controlar el hambre después del ejercicio

Pesas Ejercicio
Compartir en Facebook

Para controlar el hambre no solo es pensar en cómo hacerlo, controlar el hambre también va un poco más de tu actitud y tus ganas de salir adelante en tu dieta.


Aquí te diremos un poco como controlar tu hambre, sabiendo que el dúo mágico para rebajar siempre será ejercicio y dieta. Pero, como todo esto siempre tendrá esa parte negativa que está presente sobre todo en las mujeres, y es que al aumentar las actividades físicas, nuestro cuerpo suele incrementar las concentraciones de hormonas que dan estimulación al cuerpo y que aumentan tu apetito, haciendo más difícil controlar el hambre, el ejercicio genera, insulina y la leptica que son básicamente los principales actores al momento de controlar el hambre.


También puedes leer: ¿Sabes de qué está hecho nuestro cuerpo?

Si vas a hacer tu rutina de ejercicio y no tienes pensado probar bocado, sino que lo harás con tu botella de agua, y no consumir tu refrigerio para recuperación. Debes saber que ese refrigerio que comes en las horas de ejercicio, hará más difícil controlar tu hambre y te hará comer de más, así es afirmado por muchos nutricionistas expertos en el área. Lo más correcto es que luego de que comas comida con altos contenidos en hidratos de carbono como los granos integrales, leche y frutas para de esta manera podrás controlar el hambre de una mejor manera.


El apetito puede también cambiar según la actividad física que realices, además si esta actividad ya es intensa esto ayudará no solo a controlar tu hambre sino que esta se suprime por el ejercicio, durante el periodo que la estés ejecutando; pero si este no es tu caso, también te daremos estos tips básicos para poder controlar el hambre:


  1. Opta por los intervalos más cortos: según la investigadora y un estudio realizado en la Universidad de Australia Occidental, las personas que realizan entrenamientos mucho más fuertes e intensos en periodos de 30 minutos, con intervalos constantes, podrán comer aproximadamente 170 calorías menos que la gente que hace los ejercicio sin ningún tipo de descanso.
  2. Merienda mientras entrenas o pre entrenamiento: una muy buena opción es consumir fruta; frutas como el plátano, una rebanada de pan con mantequilla, una manzana, pues en una investigación que se llevó a cabo en la Universidad de Loughborough se determinó que hacer ejercicio con el estómago vacío puede producir mucha más sensación de hambre. Además que si comes justo antes del entrenamiento, estarás no solo reduciendo el hambre, controlando el hambre y además esto hará que tu quema de calorías sea mayor durante el ejercicio.
  3. Hacer yoga: esta es una forma excelente de controlar el hambre, ya que este reduce en casi 50% tu estrés. Permitiéndote estar más en contacto con tu yo interno, tu cuerpo y tus emociones, lo que te dará la posibilidad de controlar de manera más exitosa tus sensaciones como el hambre.

Rebajar no es solo cuestión de matarse de hambre, de no comer, y mucho menos de hacer rutinas de ejercicio que te hagan rebajar de forma violenta, recuerda que debes hacer ejercicio y todo de una manera balanceada entre comida, ejercicio, bienestar, salud y belleza son los objetivos primordiales a la hora de rebajar y perder peso. Ya sabes controlar el hambre y como lograr hacer tus objetivos más fácil.


Goncalves Tonny
Visitas:


¿Sabes que es la Chorofobia?

FOREST MACHINE RODEO - Meanwhile In Finland EP 1