-- CERRAR --

Cepillo de plasma para reparar caries sin dolor

dientes
Compartir en Facebook

Desde tiempos muy antiguos reparar caries significaba un gran dolor, y aunque hoy en día existen muchos métodos para reducir el dolor, los dentistas no pueden garantizar que no habrá dolor cuando se acude al médico para poder reparar caries que tengamos. Esto puede convertirse en una situación algo traumante, y que ha causado aún más problemas que mejoras por el miedo que sienten los pacientes a los intimidantes sonidos del taladro que se utiliza para poder remover la caries.


En la Universidad de Missouri Columbia unos ingenieros han logrado crear un “cepillo de plasma” para reparar caries, y aseguran que con este novedoso invento, ya no habrá dolor al reparar caries y acudir a un consultorio para poder tener una sonrisa adecuada, aseguran que con esto se podrá reemplazar la manera en que las dolorosas fresas quirúrgicas son utilizadas para remover y poder aplicar el empaste diseñado para poder reparar caries.


También puedes leer: Conoce el beneficio de desayunar helado

La técnica que se usa en la actualidad, es en la que el dentista debe perforar la caries con el torno para remover todo el tejido que se encuentra dañado por la caries, y luego debe rellenar ese hueco para evitar que siga avanzando el daño. Pero con el nuevo cepillo de plasma, utilizará una llama fría, que en menos de 30 segundos tiene la capacidad de desinfectar y limpiar todas las cavidades para luego poder rellenar la superficie del diente dando a su vez una mayor adherencia.


“Los nuevos tratamientos con el cepillo de plasma no serán dolorosos ni destructivos, y ayudarán a preservar tejido, pues depende de reacciones químicas a baja temperatura en lugar de abrasiones mecánicas y térmicas”, explica Qingsong Yu, profesor adjunto de Ingeniería Mecánica y Aeroespacial de la universidad.


Lo que sucede con la adhesión química que ocurre con la llama fría o plasma entre el tejido dental y el empaste tendrá más fuerza que la que se conseguía con las otras técnicas: “Uno de los principales problemas es que algunas cavidades, tras ser rellenadas, tienen una vida útil de sólo 5 a 7 años, así que intentaremos utilizar el cepillo de plasma para modificar la superficie del diente, de forma que el material de relleno se adhiera mejor a la superficie orgánica, lo que seguramente aumentarála vida útil de estas restauraciones”, dice por su parte Andre Ritts, de la empresa Nanova Inc., que también participa en el proyecto.


Durante las pruebas de laboratorio el prototipo ha reportado algunos efectos secundarios, que los especialistas a cargo esperan subsanar mediante ensayos con pacientes.


Goncalves Tonny
Visitas: