Síguenos en YouTube:
-- CERRAR --

Protesta pacifica Estonia, Letonia y Lituania hicieron una cadena humana

Compartir en Facebook

El 23 de agosto de 1989, dos millones de ciudadanos de Estonia, Letonia y Lituania hicieron una cadena humana  para unir los 671 kilómetros entre los tres países y expresar ante todo el mundo su deseo de independencia. La Vía Báltica, que ha servido de inspiración para la Vía Catalana y de la que este año se conmemoran los 24 años, marco un punto de inflexión.”Una Europa común solo se puede hacer si todas las naciones europeas tienen garantizado un derecho libre a la autodeterminación”, aseguraba el manifiesto.


La cadena fue permitida por los partidos comunistas de cada uno de los tres estados, y se organizó cuidadosamente para que no hubiera huecos en los más de 600 kilómetros que separan Vilna de Tallín (pasando por Riga). Por ejemplo, muchos pueblos y ciudades tenían designados determinadas áreas a cubrir; también se organizó el transporte en autobuses gratuitos para aquellos que no tenían otro medio de transporte. Los manifestantes unieron sus manos durante 15 minutos a las siete de la tarde hora local (16:00 GMT). Por la radio y a través de programas especiales, se ayudaba a coordinar esfuerzos. Más tarde el mismo día, tuvieron lugar diversas concentraciones y protestas pacíficas. En Vilna, 40.000 manifestantes se concentraron en la plaza de la Catedral, con velas encendidas y cantando canciones tradicionales y el propio himno nacional Tautiška giesmė.1 En otros lugares los párrocos arengaron a las masas o hicieron sonar las campanas de las iglesias. En una de las protestas más espectaculares, los líderes de los frentes populares de Estonia y Letonia se reunieron en la frontera entre ambas repúblicas para celebrar un funeral simbólico, en el que se prendió fuego al símbolo utilizado para denunciar la dominación soviética pactada con los nazis: una cruz gamada en el centro de una estrella roja.1 También se declaró día festivo en Estonia. La protesta fue completamente pacífica. Aun así, los manifestantes fueron represaliados, en algunos casos de modo físico.


También puedes leer: Maria Antonieta de las Nieves y sus recuerdos de la Vecindad

La cadena humana simbolizó la solidaridad entre los tres países bálticos en la lucha por una mayor autonomía y una eventual independencia de dichos territorios. Ayudó a establecer la idea de las “tres repúblicas hermanas” y promovió la cooperación entre ellas desde ese día. Dos años después, la que se considerara una de las principales manifestaciones pacíficas de la historia alcanzo su objetivo. Estonia, Letonia y Lutuania fueron reconocidas como estados independientes


Chantal Goncalves
Visitas:


¿Qué significa soñar con un anillo?

FOREST MACHINE RODEO - Meanwhile In Finland EP 1