Síguenos en YouTube:
-- CERRAR --

Mary el elefante que fue torturado en un circo hasta la muerte

spark
Compartir en Facebook

Mary era el nombre de un elefante asiático hembra que se presentaba en el circo de los hermanos Sparks y que luego de años de ser publicitada como “el animal más grande sobre la Tierra”, el 13 de septiembre de 1916, frente a 2,500 testigos presenciales, fue ahorcada en un verdadero espectáculo de horror. Por mucho tiempo su muerte fue un símbolo de la crueldad que sufrían constantemente los animales circenses el siglo XX.


El día 11 de septiembre de 1916, Walter “Red” Eldridge fue empleado como asistente entrenador en el circo Sparks. Durante una presentación en la noche posterior, Mary se distrajo con una sandía que había sido abandonada en el suelo. Eldridge, buscando corregir el comportamiento del animal, golpeó a Mary muy cerca de la boca con un gancho, de acuerdo con el relato del testigo W. H. Coleman.


También puedes leer: Vea cómo evalúan a una elefante en gestación (Fotos)

El animal, al sentirse amenazado, arremetió contra Walter, sosteniéndolo con la trompa y arrojando al hombre hasta una altura de 10 metros, para luego aplastarle la cabeza con una pisoteada. Los espectadores quedaron horrorizados e inmediatamente comenzaron a pedir a gritos que aquella “bestia” fuera sacrificada. Algunos guardias de seguridad del circo se apresuraron hacia Mary, ya bastante asustada, y descargaron sus armas, sin embargo, como la piel del animal era muy gruesa, no pudieron matarla.


Esa misma noche, después de que Charlie Sparks, uno de los propietarios del circo, lograra tranquilizar al animal, los hermanos Sparks fueron citados ante el sheriff de la ciudad y presionados para ejecutar a la elefanta, de lo contrario, nunca serían contratados para promover espectáculos en Tennessee. Previendo que la noticia se propagara por otras ciudades en la región, eligieron asesinar a la elefante. Según los Sparks, fue una de las decisiones más difíciles de su vida, porque Mary era la mascota de la familia, comprada por su padre en 1898, cuando todavía era un cachorro.


Chantal Goncalves
Visitas: