“Nos cerraron un camino”: Con este mensaje Capriles reconoció derrota electoral | “Tengan cuidado”: Oscarcito denunció uso “sin autorización” de una de sus canciones por un “rojito” | Exministro recomienda tomar “con confianza” medicamentos hasta con tres años de vencidos | ¿Huevos en polvo? Las cajas CLAP te lo tienen (+Foto) | Nacho invitó a votar este 15-0 y evitar que la abstención de la victoria al chavismo | Feo La Cruz: “Este 15-O votaremos por el Carabobo potencia que tanto hemos soñado” | Más de 55 mil pacientes con cáncer no cuentan con los 31 medicamentos para su tratamiento | ¡Solo en socialismo! El video de una mujer despellejando un gato para comérselo en Río Chico | ¿Piensas emigrar? Estos son los costos de un pasaje por tierra a Ecuador y Perú | El nuevo precio del azúcar que le quitará lo dulce a tu vida (+Fotos) |

¿Cómo preparar un rico cóctel de mimosa?


Un clásico del brunch, y uno de los pocos cocteles con alcohol que se ve bien disfrutar en una ocasión durante la mañana; la mimosa es una combinación de Champagne y jugo de naranja, pero aunque suena básico, algunos tips te ayudarán a que la tuya se destaque.


1. El jugo: Debe ser natural de naranjas, lo más fresco posible. Lo puedes enfriar un poco (sin usar hielo) para que no le baje la temperatural al champagne al mezclar.


También puedes leer: Olvida tu desayuno por 5 días y reemplázalo por este batido

2. El Champagne: debe estar bien frío (aproximadamente 7°C), pero no helado de congelador pues se adormecen sus sabores. Si las naranjas están muy dulces, usa un espumante extra brut o brut nature, que son los más secos, para compensar.


3. La mezcla: Combina 2/3 de jugo y 1/3 de Champagne. Si quieres hacerlo al estilo britanico, la fórmula es 1/3 de jugo y 2/3 de espumoso (en ese caso, llámalo Buck’s Fizz, el nombre brittish del coctel).


4. Go brittish: Si optas por la versión inglesa o Buck’s Fizz, añade media cucharadita de granadina.


5. All American: Si prefieres la mimosa americana, añádele una cucharadita de Grand Marnier).


6. El ingrediente secreto: No le digan a nadie que le echaron un dash de amargos de naranja (orange bitter), de dará aroma y complejidad, independientemente de cual lado del Atlántico evoquen.


7. La copa: Sirve tu mimosa en una copa de flauta, la misma que usarías para el champagne solo.


8. La ocasión: Un desayuno especial o un brunch de fin de semana son momentos ideales para disfrutar de una mimosa, pero también es oportuna para un evento social en la mañana o de día, al aire libre.


9. La decoración: Por su simpleza, no decorar es la opción sugerida, pero si no te puedes resistir, media rodaja de naranja o una plor pequeña son buenas opciones.


10. Los acompañantes: Bosadillos con salmón ahumado, panqueques, omelettes, y en general, las comidas típicas del brunch.


Vía esquire.com


Admin


Déjanos un comentario