-- CERRAR --

Aprende hacer una cocina con una lata de refresco

5602ecd87a6d6
Compartir en Facebook

Seguro ya conoces todos los beneficios que tiene el aluminio para la fabricación de diferentes objetos, gracias a que es un metal muy ligero, flexible y resistente. Lo que, probablemente, no sabías es que una pequeña lata de aluminio, como la de refresco, puede tardar medio milenio en desintegrarse.


Otra de las particularidades del aluminio es que no es un metal que nos ofrece nuestra madre tierra, sino que se produce de la extracción y transformación de otros minerales, cuyo proceso genera una gran cantidad de gases que contribuyen al calentamiento global, además del lodo cáustico, altamente dañino para los animales y las personas una vez que tiene contacto con el agua.


También puedes leer: Que es how are you? para nosotros y ellos

Ahora bien, si tú te consideras una persona ecologista y te anima la idea de reciclar para aportar un granito de arena a la conservación de nuestro planeta, esta idea que te presentaremos te va a encantar. Lo único que necesitas es ¡Una lata de refrescos! y tendrás una cocina portátil.


Elementos necesarios

5601a0e7b3029

-2 latas de aluminio de cualquier refresco
-1 marcador
-1 tijera /bisturí
-1 lija pequeña
-1 clavo
-Alcohol
-Fibra de vidrio


Opcional para el soporte complementario de la olla: 
-1 pinza
-1 percha de metal


Procedimiento

5601a1f9620ed

1. Agarra una de las latas de refresco y dale la vuelta. Que la parte superior quede abajo. Luego toma el marcador y marca una línea a dos centímetros de distancia del borde superior. En este caso también pudieras utilizar la lija para eliminar la pintura de la lata.


Algo de lo que debes estar pendiente es que el envase no tengas cortes ni esté deforme.


2. Con la ayuda del bisturí haz un pequeño corte sobre esa línea que dibujaste. Si se te hace más fácil cortar con la tijera, entonces úsala. Busca lo que sea más práctico para ti.


3. Ya con la primera base lista, dale vuelta nuevamente a la lata y lija los bordes.


4. Ahora vas a agarrar la otra mitad de lata y las vas a insertar verticalmente dentro de la que cortaste. Será necesario que hagas un poco de presión.


5601a1fc8dea5

5. Repite este mismo procedimiento con la segunda lata.


6. Una vez hecho esto con las dos latas y que ya tengas las bases, vas agarrar una fibra de vidrio y la pondrás en el interior de ambas, que será tu aislante. (También pudieras usar algodón).


7. Ahora ciérrala y coloca la segunda base dentro de la primera. Debes tener mucho cuidado para evitar que se rompa o se abra más de lo normal.


8. Cuando hayas hecho el paso anterior, agarra el clavo y hazle varios orificios en el contorno de la lata, en la parte superior. Fíjate en la siguiente imagen


5602ecd87a6d6

9. Al culminar el paso 8, inserta alcohol a la lata por medio de los orificios que hiciste.


10. Ahora calienta un poco la parte inferior para que el alcohol empiece a evaporarse


11. Ya puedes encender la parte superior.


12. Verás como las llamas empiezan a aparecer en tu hornilla improvisada. Hay personas que recomiendan poner una moneda en el centro para que el fuego se mantenga.


Paso a paso

5601a4754ab9d
Advertencias:
Preferiblemente utiliza la fibra de vidrio o el algodón común, pero no lo uses lana de roca.
Debes tener bastante cuidado cuando realices los cortes para que no te lastimes con la hoja de aluminio. Además, mantén la distancia con los niños.
Krisbelmar Perez
Visitas:



Déjanos un comentario