-- CERRAR --

12 secretos para conseguir los mejores abdominales de tu vida

caricatura de hombre haciendo ejercicio
Compartir en Facebook

1.- DAR PRIORIDAD AL ENTRENAMIENTO CON PESAS.
Es frecuente que las personas que buscan un cambio apreciable de su composición corporal lleguen a esta misma disyuntiva: ¿Qué tipo de ejercicio es el mejor: las pesas o los cardiovasculares? Aunque los dos van a alterar la relación músculo – grasa, el trabajo con pesas está en primera línea a la hora de controlar a largo plazo la grasa corporal.
Los entrenamientos con esas que ayudan a desarrollar el músculo son útiles para quemar grasa.
Si vuestro objetivo es el de añadir músculo puro, un intervalo correcto de repeticiones es el que oscila entre 8 y 12. Procurad llevar cada serie hasta el fallo muscular dentro de un estilo estricto (no hay que entrenar hasta el fallo todas las veces; sólo hacerlo ocasionalmente)


2.- INCLUID ALGO DE TRABAJO CARDIOVASCULAR
El ejercicio aeróbico es igualmente importante -puede transformar tu apariencia al utilizar como combustible la grasa acumulada-. Comenzad con tres sesiones de 20 minutos por semana. Si observáis que descienden vuestros niveles de grasaseguid con el protocolo. Si es necesario podéis llegar hasta cuatro sesiones semanales de 30 a 40 minutos.
Los aeróbicos son una forma excelente para quemar grasa, pero tampoco hay que excederse con ellos. El factor principal para conseguir resultados a largo plazo es el equilibrio entre la ingestión calórica total y el entrenamiento con pesas. El cardiovascular puede ayudarnos a alcanzar nuestro objetivo, pero nos sentiremos decepcionados si no vigilamos nuestra ingestión calórica.


También puedes leer: Estas son las 7 formas de aumentar tu fuerza de voluntad

3.- CONSUMID COMIDAS REDUCIDAS Y FRECUENTES
4.- INCLUID FIBRA EN VUESTRA DIETA
5.- NUNCA OS ATIBORRÉIS DE CALORÍAS
Si las comidas frecuentes y reducidas es el objetivo de todo culturista, las grandes e infrecuentes deberían estar prohibidas, ya que el exceso de calorías de una vez puede sobrecargar el sistema digestivo y conducir a inferior absorción y posiblemente a mayores oportunidades para que las calorías sobrantes se acumulen en forma de grasa.


6.- CONSUMID ALIMENTOS BAJOS EN GRASA
Desarrollar el tejido muscular, que incrementa la cantidad total de calorías consumidas en descanso, implica entrenar efectivamente y consumir una dieta que contenga los suficientes carbohidratos y proteínas.


7.- INCLUID PROTEÍNA EN CADA COMIDA
8.- DAD SABOR A VUESTRAS COMIDAS
Si disfrutáis del sabor de las especias puede que, sin saberlo, estéis estimulando ya a la velocidad de vuestro metabolismo.


9.- ALTERNAD VUESTRA INGESTIÓN CALÓRICA
Hace algunos años, un estudio popular reveló que las dietas que seguían un “zigzag” calórico producían más perdida de grasa que las basadas en un consumo calórico constante. ¿Por qué? El cuerpo puede adaptarse rápidamente a una reducción calórica continua con un descenso de la pérdida de peso, algo que podría subsanarse haciendo una especie de zig zag en las calorías. En lugar de reducir vuestra ingestión diaria a 2.500 calorías, este sistema permite comer dos días dos mil, seguidos por dos días de dos mil quinientos y otros dos de tres mil, y luego se repite el proceso. (La ingestión calórica promedio debe estar por debajo del nivel de mantenimiento)
Sin embargo Grandjean cree que cualquier éxito en una variable de ingestión calórica podría no ser el resultado de un estímulo metabólico sino de simple adhesión.


10.- EVITAD LOS ALIMENTOIS REFINADOS Y EL EXCESO DE AZÚCAR
Los carbohidratos refinados como el pan blanco, arroz blanco, zumos de frutas y muchos cereales para el desayuno, desplazan a los carbohidratos más sanos como patatas cocidas, batatas, alúbias, o cereales integrales, que contiene más vitaminas, minerales y fibra. Algunos investigadores creen incluso que los alimentos refinados están ligados con la obesidad.


11.- COMED MÁS ANTES DE ENTRENAR CON PESAS Y MENOS ANTES DE LOS AEROBIOS
12.- NO BAJÉIS DEMASIADO LAS CALORÍAS
Por lo general, quitar del 10 al 15% de calorías ya es suficiente. Por lo tanto, una persona de 75 kilos que consuma 3.000 calorías diarias las reduciría a 2.550 – 2.700.
Fuente: Fitnesskit.com


IFrame


Goncalves Tonny
Visitas:



Déjanos un comentario