-- CERRAR --

Déficit de atención, qué es y cómo tratarlo

Déficit-de-atención
Compartir en Facebook

El TDAH o trastorno por Defecit de Atención e Hiperactividad es un trastorno neurológico de carácter crónico, sistemáticamente evolutivo y de probable transmisión genética que afecta entre un 5 y un 10% de la población infantil, llegando incluso a la edad adulta en el 60% de los casos puede persistir en la edad adulta en la mayoría de los casos y tener muchas consecuencias negativas en las diversas áreas de funcionamiento.


Esta caracterizado por trastornos de comportamiento como dificultad para mantener la atención voluntaria frente a actividades tanto académicas como cotidianas y unido a la falta de control de impulsos, inquietud motora, inestabilidad emocional, conductas impulsivas, dificultades para organizarse, impaciencia; dificultad para esperar, impulsividad verbal o en acción, sensación de inseguridad, tendencia a caer en adicciones, manipular, mentir con regularidad, arranques de ira, estos síntomas pueden empeorar cuando el niño hace un esfuerzo mental o cuando algo le parece poco atractivo como escuchar al maestro en clase, hacer los deberes, escuchar o leer textos largos que no son de sus gustos, o trabajar en tareas monótonas o repetitivas.


También puedes leer: Que hacer en su casa o en forma individual ante una falla prolongada del servicio eléctrico (#sinluz)

deficit de atención en niño


La sintomatología puede manifestarse de forma diferente según la edad del niño y se debe desarrollar en dos o más ambientes como en casa y en el colegio. Se da con mayor frecuencia entre los niños que entre las niñas en una proporción 4:1, y lo padecen tanto niños como adolescentes y adultos de todas las condiciones sociales, culturales y raciales.


La opinión actual sobre la etiología del trastorno se centra en un fallo en el desarrollo de los circuitos cerebrales en que se apoyan la inhibición y el auto control, funciones cruciales para la realización de cualquier tarea.


El trastorno se divide actualmente en tres subtipos de acuerdo a las características asociadas al desorden: Inatento; hiperactivo-impulsivo y combinado.


Chantal Goncalves
Visitas:



Déjanos un comentario