Síguenos en YouTube:
-- CERRAR --
Paparoni criticó informe sobre desnutrición de la ONU: “Las cifras de hambre son más graves” | “Estamos cansados de promesas”: Transportistas exigen respuestas por escasez de repuestos | Por esta razón restringirán el paso vehicular en la autopista Francisco Fajardo | Por problemas de salud, Gilber Caro levantó huelga de hambre | CNE elimina captahuellas para elecciones regionales del 15Oct | Familiares de Carlos Andrés García rompieron el silencio: “Sebin decía que ACV era fingido” | Maduro propone “cortarle la cabeza” a quien no terminó un CDI en Ciudad Caribia | El cargo que pediría Maduro si no fuese Presidente | La “piscina” de agua marrón en la avenida Páez de El Paraiso tras fuerte aguacero (Imágenes) | Lo que conversaron oposición y chavismo en Dominicana |

Este hombres salvo su vista con un diente en el ojo

Compartir en Facebook

Ian Tibbetts sufrío un accidente industrial en el que se destrozó su ojo derecho. Mientras retiraba el trozo de metal de un horno se golpeó en el ojo desgarrando su cornea por seis sitios. Consiguió curarse pero una serie de complicaciones posteriores como conjuntivitis, desprendimiento de retina y una infección persistente, le acabaron dejando ciego de ese ojo. Para su desgracia su ojo izquierdo comenzó a perder visión de forma gradual y a pesar de haber seguido varios tratamientos, finalmente se quedó ciego. 


Para él sólo había una solución, implantarle uno de sus propios dientes en el ojo. Ésta cirugía, denominada osteo-odonto-queratoprótesis, consiste en colocar en el ojo una córnea artificial, para ello se emplea un fragmento de uno de los dientes del paciente (que es extraído previamente) dándole forma e introduciendo en su interior una lente. El diente, nuevamente debe ser implantado bajo la piel con lo que se integra y vasculariza evitando que el propio organismo lo rechace al ser nuevamente reinplantado. Cuatro meses mas tarde se comienzó una segunda fase en la que la prótesis es colocada sobre la superficie corneal del ojo, superficie previamente vaciada y preparada. Finalmente se tapa el ojo del paciente con una venda para dejarlo reposar.


También puedes leer: Sumaron nuevos elementos a la tabla periódica

Pero los resultados no fueron inmediatos. Ian llevaba ciego varios años y al retirarle la venda, que le cubría el ojo operado, aún no podía ver. Con el tiempo y cuando le fueron retirados los puntos comenzó poco a poco a recuperar la visión, al principio sólo veía formas, más tarde colores y por último y gracias a la operación Ian Tibbetts pudo ver por primera vez a sus dos hijos gemelos de cuatro años. Actualmente ha recuperado un 40% de la visión, lo que le permite incluso leerle un cuento a sus hijos.


Admin
Visitas:


Déjanos un comentario

Baile y música tradicional Warao

FOREST MACHINE RODEO - Meanwhile In Finland EP 1