Síguenos en YouTube:
-- CERRAR --

Cualidades de las moscas que ganarán tu respeto

Mosca en bicicleta
Compartir en Facebook

Piensan antes de actuar, un rasgo de inteligencia


Hasta ahora, la capacidad de recopilar información antes de tomar una decisión se consideraba propia de primates y seres humanos, una señal de inteligencia superior y, sin duda, una cualidad importante. Pero resulta que las moscas también se lo piensan ante un problema difícil. Así lo cree un equipo de la Universidad de Oxford que sometió a un grupo de moscas Drosophila a un experimento en el que los insectos debían decantarse por uno de dos olores tras un entrenamiento.


También puedes leer: Los carros más impactantes de la Auto Show 2016

Cuando el aroma era fácilmente identificable, las moscas reaccionaban con rapidez, pero cuando era difícil distinguirlo se tomaban su tiempo para “pensar”. Parecían acumular información antes de decantarse por una elección.


“La acción liberada de los impulsos automáticos se considera un rasgo de inteligencia”, dice el profesor Gero Miesenböck, en cuyo laboratorio se realizó la investigación. “Lo que nuestros resultados muestran es que las moscas de la fruta tienen una capacidad mental sorprendente que antes no había sido reconocida”.


Vuelan como aviones de combate


 


Las pequeñas moscas de la fruta (Drosophila hydei), del tamaño de una semilla de sésamo, manejan técnicas de vuelo propias de aviones de combate, de forma que pueden modificar su trayectoria y realizar un giro imposible, incluso cabeza abajo, para evadir el ataque de un depredador en menos de una centésima de segundo. Esto es 50 veces más rápido que un parpadeo humano. Con un solo golpe de ala, pueden orientar su cuerpo para generar una fuerza que las lleve lejos de la amenaza. ¿Comprende ahora por qué es tan difícil matar una mosca al vuelo?


Según los investigadores de la Universidad de Washington, las moscas, con un cerebro del tamaño de un grano de sal, tienen un repertorio conductual casi tan complejo como el de un animal mucho más grande, un ratón.


Ven el mundo como en Matrix


Un equipo internacional dirigido por científicos del Trinity College de Dublín ha demostrado que la capacidad de los animales para percibir el tiempo está ligada a su tamaño y ritmo de vida. En concreto, cuanto más pequeña es una criatura y más rápido es su metabolismo, de forma más ralentizada percibirá el tiempo, como si fuera una película que pasa a cámara lenta. Este es uno de los motivos por el que las moscas tienen esa gran facilidad para evitar nuestros manotazos, escapan de una manera similar a como Keanu Reeves “evitaba las balas en la famosa película Matrix”.


“Estamos empezando a comprender que hay todo un mundo de detalles por ahí que solo algunos animales pueden percibir y es fascinante pensar en cómo lo hacen de manera diferente a nosotros”, decía Andrew Jackson, profesor en la Escuela de Ciencias Naturales del Trinity College, en la presentación del estudio. Para algunos animales, “la capacidad de percibir el tiempo a escalas muy pequeñas puede ser la diferencia entre la vida y la muerte”, añade el autor principal del artículo, Kevin Heal, también del Trinity.


Sin sexo, optan por emborracharse


No es precisamente una cualidad, pero sí algo que puede resultarnos tan humano… Las moscas macho del vinagre que no consiguen mantener relaciones sexuales beben alcohol de forma compulsiva, hasta intoxicarse, mucho más que los que han conseguido el favor de una hembra. Lo dicen investigadores de la Universidad de California, tras realizar un curioso experimento con estos insectos. La clave de este comportamiento está en una pequeña molécula, localizada en el cerebro de las moscas, llamada neuropéptido «F». Cuando los niveles de esta molécula cambian en sus cerebros, también lo hace su comportamiento. El hallazgo tiene gran relevancia para conocer los mecanismos que están detrás de adicciones humanas tan comunes como el alcohol y otras drogas.


Saben contar hasta 4


Las especies cercanas al hombre tienen una capacidad nada desdeñable para las matemáticas. Los chimpancés suman, restan o reconocen fracciones. Incluso nos superan en pruebas numéricas en las que está en juego la memoria visual. Otros animales como peces o abejas también tienen habilidades numéricas demostradas. ¿Y las moscas? Genetistas evolutivos de la Universidad Wilfrid Laurier en Waterloo, Canadá, y de la de California en Santa Bárbara, crearon un linaje de insectos “inteligentes” capaces de contar hasta cuatro. Es la primera vez que se ha conseguido mejorar la capacidad matemática de un animal.


Las moscas fueron expuestas al parpadeo de dos, tres o cuatro flashes de luz. El segundo y cuarto destello coincidían con una sacudida eléctrica vigorosa. A pesar de la aversión por la sacudida, la mayoría de las moscas no eran capaces de asociar el estímulo negativo con el número de destellos. Sin embargo, 40 generaciones después, ya lo habían aprendido. Ya sabían contar.


No se pelean entre hermanos… ni por un amor


Las moscas macho son menos agresivas y competitivas a la hora de llamar la atención y conquistar a las hembras si los otros «donjuanes» alrededor son sus hermanos, según un estudio de la Universidad de Oxford.


Los machos sin parentesco en un grupo tienden a competir más fieramente por las hembras, lo que acorta su vida y reduce la fertilidad de ellas, ya que las dañan o les impiden tener tiempo para descansar o alimentarse. Sin embargo, los que sí tienen hermanos no se preocupan tanto por ser ellos quienes logren el éxito, porque saben que sus genes «se heredarán igualmente si cualquiera de sus allegados tienen éxito», explica Tommaso Pizzari, del departamento de Zoología en Oxford y responsable de la investigación.


El estudio pone de relieve el importante papel de la selección de parentesco en la evolución, donde los seres están más inclinados a favorecer a otros en la medida en que están relacionados genéticamente.


Fuente: abc.es


Goncalves Tonny
Visitas: