Síguenos en YouTube:
-- CERRAR --

Encuentran causa fisiológica del alcoholismo

Compartir en Facebook

Un grupo de neurólogos de la Universidad de Utah han logado explicar, desde un punto de vista fisiológico, el “antojo” de beber alcohol. Los investigadores analizaron el cerebro de un grupo de ratas  y observaron que cuando se activa la región cerebral denominada habénula lateral, tienden a beber en exceso y su capacidad para aprender por repetición es menor. Este estudio podría ayudar a comprender las conductas que llevan a la adicción al alcohol.


Además de los factores sociales que conducen al alcoholismo, se ha demostrado que existen factores fisiológicos que también influyen el desarrollo de la adicción. El alcohol es una droga que activa el sistema de recompensa cerebral y que desencadena la salida de neurotransmisores que producen un sentimiento de satisfacción. 


También puedes leer: Tripofobia, a que se refiere y galería de imágenes

El equipo de científicos, liderado por el Dr. Sharif Taha, administró a un grupo de ratas una solución que era 20% alcohol durante varias semanas. Habían desactivado la habénula lateral de la mitad de ellas, las cuales bebieron más jugo que el resto de las ratas. 


La habénula lateral se activa con experiencias negativas, lo que sugiere que sin esta región del cerebro, las ratas podrían beber más pues no aprenderían de los resultados negativos. Los investigadores pusieron a prueba esta teoría dándole a las ratas una bebida dulce y con un sabor más agradable y después dándoles el suficiente alcohol para que tuviera un efecto negativo sobre ellas. 


“Es el mismo tipo de conocimiento que se adquiere cuando una persona se intoxica. Comemos algo que nos enferma, y después evitamos ese alimento en el futuro.” Explicó Taha. 


Las ratas con la habénula lateral desactivada bebieron más que el resto, incluso si esto causaba una repetición de experiencias desagradables. Según Andrew Haack, co-autor del estudio, los efectos de recompensa que ofrece el alcohol compiten con sus efectos aversivos. “Cuando se quitan los efectos negativos, que es lo que hicimos cuando desactivamos la habénula lateral, los efectos de recompensa tuvieron más peso, lo que llevó a un mayor consumo de alcohol.” 


Los investigadores creen que la habénula lateral funciona de una o dos formas: puede regular qué tan mal se siente un individuo después de beber y controlar cómo es que el individuo aprende de su mala experiencia. Los resultados del estudio han sido publicados en el diario PLOS One.


muyinteresante.com.mx


Goncalves Tonny
Visitas:


¿Quieres volver loco de amor a tu novio? Aquí te enseñamos cómo

FOREST MACHINE RODEO - Meanwhile In Finland EP 1