“Nos cerraron un camino”: Con este mensaje Capriles reconoció derrota electoral | “Tengan cuidado”: Oscarcito denunció uso “sin autorización” de una de sus canciones por un “rojito” | Exministro recomienda tomar “con confianza” medicamentos hasta con tres años de vencidos | ¿Huevos en polvo? Las cajas CLAP te lo tienen (+Foto) | Nacho invitó a votar este 15-0 y evitar que la abstención de la victoria al chavismo | Feo La Cruz: “Este 15-O votaremos por el Carabobo potencia que tanto hemos soñado” | Más de 55 mil pacientes con cáncer no cuentan con los 31 medicamentos para su tratamiento | ¡Solo en socialismo! El video de una mujer despellejando un gato para comérselo en Río Chico | ¿Piensas emigrar? Estos son los costos de un pasaje por tierra a Ecuador y Perú | El nuevo precio del azúcar que le quitará lo dulce a tu vida (+Fotos) |

¿Has sentido que se les sube el muerto cuando duermes?


¿Has sentido la sensación de que te quedas estático y no puedes moverte durante tú cama cómo si fuera alguien que te estuviera aprisionando?
En realidad no es un muerto, o espíritus como mucho creen:
Cuando comenzamos a conciliar el sueño o cuando estamos por despertar, hay un momento en el que tomamos conciencia de que hemos sido privados de nuestra capacidad para mover el cuerpo a nuestro antojo.
Un episodio que suele venir acompañado de alucinaciones visuales, táctiles, auditivas o de vibraciones en el cuerpo o en las extremidades e incluso de experiencias fuera del cuerpo, que se traducen en una experiencia aterradora para quienes nos encontramos entre el sueño y la vigilia.
 
Dentro de estas alucinaciones, destaca la “presencia” que sentimos de un ser extraño sobre nuestro cuerpo que oprime nuestro pecho, lo que hace que tengamos la sensación de una dificultad para respirar o gritar.
 
Cuando esto ocurre, hemos sido víctimas de una experiencia a la que se alude con la coloquial expresión “se me subió el muerto”.
Pero en realidad este fenómeno responde a una parálisis del sueño, que aparece dentro de la categoría de parasomnias (episodios anormales que se presentan en asociación con el sueño).
 
Las parasomnias tienden a estar asociadas a la etapa del sueño que se conoce como MOR, es decir, con “movimientos oculares rápidos”
Pero antes de llegar a la fase de sueño MOR, pasamos por cuatro distintas etapas del sueño en las que disminuye la actividad cerebral y fisiológica, como el ritmo cardíaco y la frecuencia respiratoria; al llegar a la última etapa, el ciclo se invierte, para después entrar a la fase de sueño MOR, que dura entre 10 y 15 minutos.
 
Un ciclo que se va repitiendo a lo largo de la noche, cada uno con duración de aproximadamente entre 90 y 100 minutos.
 
En el sueño MOR uno tiene parálisis por completo de los músculos antigravitatorios, lo que le llamamos ‘atonía muscular’ , que, se presume, “impide que actuemos nuestros sueños”; hay relajación muscular completa en esa etapa del sueño por lo que no podemos movernos. 
 
Jesa Trece. En resumen, pasamos por esta terrible sensación gracias a la relajación extrema de nuestros músculos, las alucinaciones son provocadas por el miedo que nos produce la sensación.
Admin


Déjanos un comentario