-- CERRAR --

El bienestar que le produce al cerebro no fumar

Fumar Daña el Cerebro
Compartir en Facebook

Fumar acelera el proceso de envejecimiento del cerebro y puede empeorar la capacidad para tomar decisiones y resolver problemas, según un estudio publicado en la revista “Molecular Psychiatry”.


Investigadores de la Universidad de Edimburgo, Reino Unido, analizaron datos de resonancias magnéticas de 504 hombres y mujeres de una edad media de 73 años, la mitad de los cuales eran fumadores o antiguos fumadores.


También puedes leer: Batido antiedad para proteger tu piel de los daños del día a día

El examen de esas pruebas muestra cómo la corteza cerebral de los fumadores perdió parte de su grosor a un ritmo mayor que en aquellas personas que evitaron el tabaco durante toda su vida. La zona dañada es una región del cerebro ligada a funciones básicas de la mente humana como la memoria, la atención, el lenguaje y la conciencia.


A modo de entrenamiento para el cerebro y el alma de cada individuo, la coach motivacional, Lily País asegura que es importante lograr un equilibrio mental y espiritual, por encima de del ajetreo que se vive día a día.


La coach motivacional  asegura que hay cuatro bienestares: afectivo, espiritual, físico y laboral. El primero trata versa sobre la importancia de mantener una relación de cariño, afecto, amabilidad y cordialidad con nuestra pareja, familia o amigos. Lograr lazos afectivos exitosos traerá grandes satisfacciones y ayudará a cultivar buenas amistades.


Por su parte, en el espiritual trae beneficios como ser más auténticos y vivir en libertad plena con la fe en Dios. Para el lado físico, al practicarlo hace sentirnos bien con nosotros mismos al realizar actividades deportivas al aire libre, en las que podamos liberar todo el estrés diario y nutrirnos de la energía de la naturaleza. Finalmente en la laboral que busca un desarrollo profesional, sin olvidar a la familia, pareja y amigos por las responsabilidades.


Además de las bondades del bienestar, el estudio  sugiere que dejar de fumar podría permitir a la corteza cerebral recuperar algo de su tamaño original, advirtió Ian Deary, autor principal de la investigación, porque se conoció que las personas que habían dejado de fumar antes presentaban una corteza cerebral más gruesa que aquellos que habían abandonado el hábito hace poco tiempo o bien que continuaban fumando.


“Todos sabemos que el tabaco es dañino para los pulmones y el corazón, pero es importante que entendamos que también daña al cerebro”, señaló el jefe científico del proyecto, James Goodwin.


“Dejar de fumar es el mejor modo de reducir el riesgo de daño cerebral, demencia y otras enfermedades. Este estudio otorga esperanzas de que abandonar el tabaco, incluso en la mediana edad, aporta grandes beneficios al cerebro”, afirmó Goodwin.


Goncalves Tonny
Visitas:



Déjanos un comentario