“Nos cerraron un camino”: Con este mensaje Capriles reconoció derrota electoral | “Tengan cuidado”: Oscarcito denunció uso “sin autorización” de una de sus canciones por un “rojito” | Exministro recomienda tomar “con confianza” medicamentos hasta con tres años de vencidos | ¿Huevos en polvo? Las cajas CLAP te lo tienen (+Foto) | Nacho invitó a votar este 15-0 y evitar que la abstención de la victoria al chavismo | Feo La Cruz: “Este 15-O votaremos por el Carabobo potencia que tanto hemos soñado” | Más de 55 mil pacientes con cáncer no cuentan con los 31 medicamentos para su tratamiento | ¡Solo en socialismo! El video de una mujer despellejando un gato para comérselo en Río Chico | ¿Piensas emigrar? Estos son los costos de un pasaje por tierra a Ecuador y Perú | El nuevo precio del azúcar que le quitará lo dulce a tu vida (+Fotos) |

Hallazgo Geológico confirma lo escrito en Génesis 1:6-8


6. Dijo Elohim: Haya firmamento en medio de las aguas para que separe entre aguas y aguas. 7. Hizo Elohim el firmamento y separó entre las aguas que había debajo del firmamento y entre las aguas que había por encima del firmamento. Y fue así. 8. Llamó Elohim al firmamento: cielos. Acaeció la tarde y le sucedió la mañana: Día Segundo. [Bereshit | Génesis 1:6-8]

Los científicos han luchado por años tratando de entender el origen de los océanos de la Tierra y el agua del planeta. Hasta hace poco, la teoría científica prevaleciente sostuvo que cometas congelados golpearon la Tierra, mientras que aún se encontraba en formación.


Un descubrimiento realizado el año pasado por los geólogos parece probar que la verdadera fuente de agua de la Tierra es del subsuelo profundo, sorprendentemente similar a la narración de las Escrituras sobre la creación, que describió aguas abajo y aguas arriba (Génesis 1: 7).


También puedes leer: El caso más horrible de abducción

La primera pista llegó en la forma de un diamante deformado que se encuentra en Brasil. Graham Pearson, autor principal del estudio y un geoquímico de la Universidad de Alberta en Canadá, descubrió el diamante por accidente durante la búsqueda de un medio para salir con los diamantes.


Los diamantes que han surgido desde lo profundo de la tierra suelen ser descartados por los mineros de diamantes, ya que están marcados y descoloridos, por ende tienen poco valor comercial. Este diamante contenía un mineral raro llamado Ringwoodita, que nunca antes se había encontrado en la superficie del planeta. Sólo se forma bajo una presión extrema y sólo se encuentra en meteoritos fragmentos o se hace artificialmente en los laboratorios.


El diamante se generó desde la región del manto de la Tierra, que se extiende desde 410 a 670 kilómetros de profundidad, por la actividad volcánica. El manto, la capa de roca caliente entre la corteza y el núcleo, constituye la mayor parte del volumen de la Tierra. Nunca ha sido explorado, ya que es muy profundo e inaccesible, y la energía geotérmica a esa profundidad derretiría cualquier broca.


La Ringwoodita fue encontrada incrustada en el diamante y contenía un 1,5 % de agua, noen forma líquida, sino como hidróxido de iones (moléculas de oxígeno e hidrógeno unidos). Esto sugiere que podría haber una gran manta de agua en la zona de transición del manto.


“Lo que se traduce en una enorme masa de agua, que se acercaban a el tipo de masa de agua que está presente en todos los océanos del mundo”, dijo Pearson de Live Science’s Our Amazing Planet.


Brandon Schmandt, sismólogo de la Universidad de Nuevo México, se dispuso a probar la teoría. Utilizando el Earthscope USArray, una red de sismógrafos portátiles en todo Estados Unidos, encontró que las ondas se desaceleraron al llegar a la capa de Ringwoodita, indicando que estaban pasando a través de agua, y llegaban a roca con lo cual confirmaron que la zona de transición es un enorme depósito de agua.


“El agua de la superficie que tenemos ahora vino de la desgasificación de roca fundida. Venía de los ingredientes originales de roca de la Tierra “, dijo Schmandt Live Science.


Uno de los investigadores con Schmandt dijo que si las condiciones hubieran sido un poco diferentes, y el agua no se almacenaba bajo tierra, “estaría en la superficie de la Tierra, y la cima de las montañas sería la única tierra que seca”.


Mientras que los críticos de la Escrituras [Biblia] afirman que las historias bíblicas son improbables y carecen de hechos básicos, los científicos y arqueólogos están descubriendo que, en muchos casos, la Biblia es una guía precisa para sus investigaciones.


Fuente:.estadodeisrael.com


Admin


Déjanos un comentario