Síguenos en YouTube:
-- CERRAR --
“Nos cerraron un camino”: Con este mensaje Capriles reconoció derrota electoral | “Tengan cuidado”: Oscarcito denunció uso “sin autorización” de una de sus canciones por un “rojito” | Exministro recomienda tomar “con confianza” medicamentos hasta con tres años de vencidos | ¿Huevos en polvo? Las cajas CLAP te lo tienen (+Foto) | Nacho invitó a votar este 15-0 y evitar que la abstención de la victoria al chavismo | Feo La Cruz: “Este 15-O votaremos por el Carabobo potencia que tanto hemos soñado” | Más de 55 mil pacientes con cáncer no cuentan con los 31 medicamentos para su tratamiento | ¡Solo en socialismo! El video de una mujer despellejando un gato para comérselo en Río Chico | ¿Piensas emigrar? Estos son los costos de un pasaje por tierra a Ecuador y Perú | El nuevo precio del azúcar que le quitará lo dulce a tu vida (+Fotos) |

Hablarles a bebés les potencia su cerebro y su felicidad


El cerebro es la máquina de los pensamientos. Ahí, en la mente, convergen una infinidad de ideas y reflexiones que llevan a la persona a poner en práctica –la mayoría de las ocasiones- lo que procesa el órgano más asombroso del ser humano.


Su desarrollo es tan fascinante que desde los bebés se puede estimular. Una de las estrategias para ello es hablarles porque incrementa su capacidad cerebral conforme van creciendo, cómo lo asegura en la investigación Anne Fernald, Psicóloga de desarrollo y profesora de la Universidad de Stanford.


También puedes leer: Afirman que el consumo de cerveza no produce aumento de peso

En el estudio, se argumenta que  hay diferencias notables en  el vocabulario y su lenguaje entre bebés y niños pequeños, así como en las habilidades de procesamiento a los 18 meses de edad.


“Los niños cuyos padres les hablaron menos tuvieron peores resultados en las pruebas de lenguaje realizadas, hasta tal punto que alguno niños de 24 meses de edad quedaron por detrás de los niños de su misma edad con una diferencia de seis meses”, se conoció.


Fernald resalta los beneficios que acarrea el haber hablado con los bebés: “les ayudó a comprender las reglas y ritmos del lenguaje a una edad temprana y les proporcionó una base para construir una comprensión de cómo funcionaba el mundo. La repetición ayuda a los niños a recordar las palabras, mientras que el aprendizaje de relaciones entre las palabras les ayudó a construir una imagen del mundo que dio sus frutos cuando alcanzaron la edad escolar”.


Todo ello se complementa con una conexión con la felicidad, porque el bebé que aprende a usar el vocabulario de manera más rápida tiene más oportunidad de aprender palabras, lo que le da incentivo para progresar.


Por ello, la coach motivacional Lily País, en su web oficial, propone que para llegar a la felicidad es muy importante contar con el apoyo familiar y en la medida que un bebé goce de ese respaldo, especialmente cuando se le va desarrollando su lenguaje, tendrá un mejor potencial de su cerebro para conectarse con la felicidad.


Admin


Déjanos un comentario

Princesas de Disney con sus bebés en brazos

FOREST MACHINE RODEO - Meanwhile In Finland EP 1