Síguenos en YouTube:
-- CERRAR --
En gaceta: Se prorroga la vigencia de los billetes de 100 bolívares hasta el 20 de noviembre | Senado de España cita a Ortega Díaz y Freddy Guevara para saber si gobierno bolivariano financió a Podemos | Portada de la Gaceta Oficial N° 41.241 | Oficializan a Érika Farías como la nueva Ministra del Despacho de la Presidencia | Oscar Ronderos: Gobierno pretende enjuiciar a Alfredo Díaz porque sabe que ganará en Nueva Esparta | El estado del tiempo en Venezuela este lunes #25Sep, según el Inameh | CNE no ha cumplido las exigencias de la MUD para elecciones de gobernadores | Se necesitan tres días de sueldo mínimo para comprar un kilo de tomate en San Cristóbal | Vía hacia la Gran Sabana se encuentra incomunicada tras derrumbe | Trump sobre restricciones de viaje: Debo proteger la seguridad y los intereses de EEUU y su pueblo |

El relato de terror el invitado

Compartir en Facebook

Desde el momento en el que Luis entró a la casa se sintió observado por alguien. Pero sabía que esto era algo ridículo, pues el viejo Pedro había muerto una noche antes y el no tenía familiar alguno, ni mucho menos un amigo que pudiera estar ahí.


Luis no quiso prestar atención a esto, pues creyó que solamente eran sus nervios traicionandolo en el peor momento posible. Por lo tanto, se dispuso a  recorrer la casa de un lado a otro lo más rápido que pudo. Cada vez que Luis pasaba junto a uno de los varios cuadros que colgaban de las paredes de la casa, por alguna extraña razón se volvía a sentir observado, como si las personas retratadas en las pinturas fuesen quienes no lo dejaran de mirar rencorosa mente por haber entrado a la casa.


También puedes leer: Relato de terror: Él selfie del demonio

Sin embargo, una vez más, Luis no prestó atención a  algo que sabía era imposible. Luego de haber recorrido la casa entera, Luis creyó encontrar lo que tanto buscaba, una sólida y pesada puerta de acero oxidado. Tras forzar la cerradura de la puerta, al igual que lo había hecho antes con la cerradura de la entrada, Luis fue ágilmente al interior del cuarto ahora abierto, y de inmediato su atención se posó en un altar en el que se encontraban algunas velas casi extintas y otra pintura más. Al ver el cuadro, un escalofrío recorrió el cuerpo de Luis, pues quien estaba retratado en la pintura no era otro sino el viejo Pedro. No obstante en ella, el viejo tenía un semblante oscuro y perturbador, incluso podría decirse: diabólico.


Hasta ese momento Luis nunca había hecho caso a todos los que decían, que al pasar de noche por la casa del siniestro viejo; se le podía escuchar platicar con alguien desconocido. Alguien de quien solo se podía escuchar un horrible y atroz sonido por voz; la cual al parecer, alegraba al viejo de alma negra únicamente con oírla.


A Pesar de esto, Luis pensó que esas historias las contaban solo para alejar a la gente del dinero de viejo. Y a Luis el dinero de Pedro era lo único que le importaba de aquel sitio. De pronto, la sensación de que había alguien detrás de él, hizo que la sangre de Luis se helara a causa del miedo y el horror de lo que esto significaba.


Todos aseguran que la noche que Luis desapareció de este mundo, se escuchó nuevamente la macabra risa del viejo Pedro. Haciendo que nadie volviera a pasar por su maldita casa por tal motivo. Pues además de haber muerto una noche antes; todos sabíamos que el único capaz de hacer reír al viejo perverso, no era otro más que el demonio mismo.


Chantal Goncalves
Visitas:


Déjanos un comentario

10 muñecas diabólicas, que existieron y causaron terror

FOREST MACHINE RODEO - Meanwhile In Finland EP 1