Síguenos en YouTube:
-- CERRAR --

Niños exigentes con la comida pueden ser propensos a problemas mentales

Compartir en Facebook

Si tus hijos son de esos niños que no comen nada y que a todo tienen una excusa, para comer coles de bruselas, brócoli, frijoles o cualquier otro alimento. Quizá son de esos niños que son muy inteligentes y que saben que el momento de desquitarse contigo es a la hora de la comida, o también eres de los padres que decide no darles más nada hasta que ellos deciden comer lo que hay.


Aunque ya sabemos que la mayoría de los pequeños de la casa serán difíciles para comer pues tendrán sus propios gustos y hábitos alimenticios, un nuevo estudio ha descubierto que los niños que son más intensos a la hora de la comida y que tienen gustos peculiares de comer pueden estar asociados con asuntos y problemas psicológicos tales como la depresión, ansiedad y trastorno por déficit de atención o hiperactividad, cosas que pueden necesitar la intervención de un especialista que canalice estas cosas como debe ser. 


También puedes leer: Las Cotufas o Palomitas de Maiz

Más de un 20% de los niños que ronda la edad de 2 a 6 años, salieron positivo a la hora de conocer si son comensales quisquillosos, salió registrado en un estudio de la Universidad de Duke y que fue publicado en una afamada revista pediátrica de nombre Pediatrics, el estudio fue llevado a cabo en 917 niños y con 187 de ellos se llevó control del proceso pro más de dos años para poder obtener resultados más certeros.


Para Nancy Zucker, la principal investigadora y directora del Duke Center for Eating Disorders (Centro Duke para los desordenes alimenticios) afirmando que, los niños que tienen estos comportamiento no solo están buscando desafiar a sus padres, sino que estos niños también están enfrentando problemas psicológicos que no saben controlar.


Tan solo el 18% de los niños que fueron estudiados resultaron ser moderadamente quisquillosos, lo que significa que estos comen de un solo grupo o rango de alimentos y que a menudo cenan en casa y llevan un propio ritmo de comidas, pero de todo el grupo de estudio un 3% resulto muy quisquilloso, lo que incluso los limita a la hora de comer fuera de casa.


Goncalves Tonny
Visitas:


Las mascotas del mundial de Fútbol

FOREST MACHINE RODEO - Meanwhile In Finland EP 1