Síguenos en YouTube:
-- CERRAR --

La historia del rey, el sirviente y los perros

Compartir en Facebook

La historia del rey, el sirviente y los perros viene a contarnos lo triste de la soberbia de alguien que cree tener la razón y que es capaz de matar a otro solo por un error, sin entender que el cariño, dedicación y confianza valen más que una simple equivocación.


Comienza la historia del rey, el sirviente y los perros

Todo comienza con el último rey de una comunidad, en esta comunidad el rey amante de los perros salvajes, poseía 10 que eran solo utilizados para torturar, matar e incluso comerse a quienes se les ocurriera la idea de hacer algo mal.


También puedes leer: El antes y después de una ruptura amorosa

Uno de sus sirvientes, hizo algo que al rey no le gusto para nada, e hizo que este fuera castigado. Ordenó que el sirviente fuera lanzado a los perros.


Pero el sirviente siendo humilde, le pidió al rey una oportunidad, diciéndole al rey “trabajé para ti durante 10 largos años, y ahora me haces esto a mi?, le imploro que me deje vivir por 10 días más y luego puede arrojarme a los perros cuando guste”, a lo que el rey decidió aceptar su propuesta.


Durante los 10 días, el criado fue con el guardia que mantenía a los perros, y le expresó que quería servir a los perros durante los siguientes 10 días que le quedaban de vida. El guardia sin entender nada, pero al final estuvo de acuerdo con la petición, y el criado se dedico día  tras día a limpiar, bañarlos y todo tipo de buenos tratos para los perros.


Cuando ya habían transcurrido los 10 días, el rey ha ordenado que el sirviente fuera arrojado ante los perros para que completara su castigo, pero cuando estaba allí entre los perros salvajes y violentos, todo el mundo que estaba presente se sorprendió de ver a los perros tan solo lamerle los pies al criado.


A lo que el rey molesto dijo, ¿Qué le hiciste a mis perros?


Y el sirviente simplemente contestó: solo le serví a los perros por 10 días y ellos no se olvidaron de mí, más sin embargo, a ti te he servido durante 10 años y me olvidó por tan solo un error en mi trabajo.


El rey al escuchar esto, se dio cuenta de su gran error y ordenó liberar al criado de inmediato.


Así que la moraleja es muy clara en La historia del rey, el sirviente y los perros, donde los perros son más fieles y amorosos que los mismos humanos.


Goncalves Tonny
Visitas:


Palabras cultas: Circunspecto, Nefelibato y Taciturno

FOREST MACHINE RODEO - Meanwhile In Finland EP 1