“Nos cerraron un camino”: Con este mensaje Capriles reconoció derrota electoral | “Tengan cuidado”: Oscarcito denunció uso “sin autorización” de una de sus canciones por un “rojito” | Exministro recomienda tomar “con confianza” medicamentos hasta con tres años de vencidos | ¿Huevos en polvo? Las cajas CLAP te lo tienen (+Foto) | Nacho invitó a votar este 15-0 y evitar que la abstención de la victoria al chavismo | Feo La Cruz: “Este 15-O votaremos por el Carabobo potencia que tanto hemos soñado” | Más de 55 mil pacientes con cáncer no cuentan con los 31 medicamentos para su tratamiento | ¡Solo en socialismo! El video de una mujer despellejando un gato para comérselo en Río Chico | ¿Piensas emigrar? Estos son los costos de un pasaje por tierra a Ecuador y Perú | El nuevo precio del azúcar que le quitará lo dulce a tu vida (+Fotos) |

¿Qué pasa si dejar llorar a tu bebé hasta que se duerma?


Dejar llorar a los bebés hasta que se duerman no es tan descabellado como pareciera. De hecho, un estudio realizado por investigadores en Australia demostró que es una técnica efectiva y que no causa ningún tipo de problema emocional posterior al infante.


La investigación incluyó a 43 parejas de padres con bebés de entre seis y 16 meses de edad que tenían inconvenientes para conciliar el sueño. Se dividieron en grupos de tres y aplicarían diferentes métodos para evaluar con cuál de ellos lograban que el bebé se durmiera más rápido.


También puedes leer: ¿Dejar que tu bebé llore y llore hasta que duerma? Mira lo que descubrieron expertos

Al primer tercio se les enseñó “la extinción gradual”, la cual consistía en acostar a sus hijos y luego dejarlos solos. Si los pequeños lloraban, los padres tenían que tardar en volver para consolarlos.


El segundo grupo aplicó el “desvanecimiento al acostarse”. Acostaban a sus bebés y, a diferencia del primer grupo, podían quedarse en la habitación hasta que el bebé se durmiera. Por último, otro tercio no aplicó ninguna estrategia y se les denominó como el grupo de “control”.


Luego de tres meses de seguimiento, el estudio arrojó como resultado que los bebés que lloraron hasta quedarse dormidos se durmieron 15 minutos más rápido que los del tercer grupo. Mientras que los de la técnica de “desvanecimiento” conciliaron el sueño en 12 minutos más rápido a diferencia del de “control”.


Además de esto, los investigadores concluyeron que el grupo de padres que dejó llorar a sus bebés obtuvieron cambios satisfactorios en el número de veces que los niños se despertaron durante la madrugada y el tiempo de sueño.


Krisbelmar Perez


Déjanos un comentario