Síguenos en YouTube:
-- CERRAR --

¡Fantástico! Aprende a cultivar mandarinas en macetas

Mandarina1
Compartir en Facebook

Si tienes poco espacio en tu casa pero siempre has deseado tener una mata de mandarina o de cualquier fruta, ahora existe la posibilidad de que cultives las mismas en macetas. El árbol de mandarina suele medir dos metros y son de origen asiático. Sin embargo, si las cultivas en maceta a parte de mandarinas tendrás lindas flores blancas que decorarán y llenarán de vida tu hogar.


El árbol de mandarina es indicado en climas mediterráneos o tropicales, pero si vives en un sitio frío o con heladas, las macetas son una opción perfecta, ya que puedes trasladarlo fácilmente al interior; en ese caso incluso cuentas con la ventaja de que las mandarinas son más resistentes al frío que las naranjas.


También puedes leer: Sabes como protege una conexión electrica colocada en tu jardín

Además de su sabor dulce y refrescante, esta fruta contiene vitamina C, vitamina B, ácido cítrico, y caroteno en su pulpa. La vitamina C participa en la formación de colágeno, huesos, glóbulos rojos y favorece la absorción del hierro y la resistencia a las infecciones. El ácido cítrico, por su parte, tiene una función desinfectante y potencia la acción de la vitamina C.


Paso a paso para cultivar mandarinas en macetas:


1. Elige un contenedor adecuado para la especie de mandarino que hayas elegido. Procura siempre que contenga orificios en el fondo para facilitar el drenaje.2. Utiliza tierra rica en materia orgánica y pequeñas rocas en la base inferior para un drenaje correcto. También puedes mezclar la tierra con un poco de arena lavada para mejorar la aireación.3. Planta las semillas germinadas o transplanta el árbol. Cubre las raíces y presiona la tierra en los costados, con cuidado de no dañar la planta.


4. Coloca tu maceta cerca de la ventana, de manera que la luz del sol pueda alcanzarla.


5. Riega la maceta cuando, al tocar la tierra, sientas la primera pulgada de profundidad seca. Modera el riego en verano y disminuye en invierno.


6. Poda los retoños que crecen a lo largo del tronco y corta las ramas rotas o muertas en cualquier momento.


7. Procura mantener su abono rico en magnesio, zinc y hierro.


8. La cosecha general será entre septiembre y enero en el hemisferio norte, y entre marzo y junio en el hemisferio sur, pero esto puede variar de acuerdo a la variedad que hayas elegido.  Las mandarinas deben recolectarse con  cuidado para evitar golpes u otros daños.


Mandarina2


Stefania Noriega
Visitas: