“Nos cerraron un camino”: Con este mensaje Capriles reconoció derrota electoral | “Tengan cuidado”: Oscarcito denunció uso “sin autorización” de una de sus canciones por un “rojito” | Exministro recomienda tomar “con confianza” medicamentos hasta con tres años de vencidos | ¿Huevos en polvo? Las cajas CLAP te lo tienen (+Foto) | Nacho invitó a votar este 15-0 y evitar que la abstención de la victoria al chavismo | Feo La Cruz: “Este 15-O votaremos por el Carabobo potencia que tanto hemos soñado” | Más de 55 mil pacientes con cáncer no cuentan con los 31 medicamentos para su tratamiento | ¡Solo en socialismo! El video de una mujer despellejando un gato para comérselo en Río Chico | ¿Piensas emigrar? Estos son los costos de un pasaje por tierra a Ecuador y Perú | El nuevo precio del azúcar que le quitará lo dulce a tu vida (+Fotos) |

¿Pena de estornudar en público? Descubre lo que pasa cuando aguantas el estornudo


Existen diversas formas por las cuales podemos expulsar bacterias de nuestro cuerpo, una de ellas es el estornudo. Sin embargo, esta forma se vuelve algo incómoda cuando estamos en público y no queremos estornudar, entonces hacemos un nudo en la garganta, nos tapamos la nariz y listo… La sensación de querer estornudar se ha ido.


Pero esa sensación de evitar estornudar es tan incómoda que existen personas que se le sale una lagrimita cuando se aguantan. Incluso hay mujeres que cuando se sacan las cejas con pinzas le dan ganas de estornudar; esto se debe a que en la ceja tenemos un nervio interno que está conectado con la laringe y como lo estamos tocando, automáticamente nos da ganas de estornudar, entonces nos tapamos la nariz para no estornudar y seguir sacándonos las cejas.


También puedes leer: 6 deliciosas frutas sin azúcar

Sin embargo, el doctor Alan Wild quien es cirujano de cabeza y cuello y asistente de otorrinolaringología en la Escuela de Medicina de la Universidad de Saint Louis, asegura que con esta actividad de evitar el estornudo nos hacemos daño; debido a que las bacterias deberían ser expulsadas a una velocidad de 160 kilómetros por hora, pero como evitamos estornudar; esas bacterias se regresan a nuestro organismo y es allí cuando realmente nos podemos enfermar.


Además, el  doctor asegura que si aguantamos el estornudo podemos sufrir daños en la membrana, oídos, incluso; podemos tener daños en un vaso sanguíneo del cerebro o del ojo.


 


Stefania Noriega


Déjanos un comentario