-- CERRAR --

Cuida de ti y de tu familia: Consejos para días de playa o piscina

sol
Compartir en Facebook

A todos nos encanta ir a la playa en época de vacaciones, tal vez rentar alguna cabaña cerca de la playa o quedarnos en un hotel donde el día que no queramos ir al mar, nos podamos bañar en la piscina. En tiempos vacacionales la mayoría de las personas optan por ir a la playa, debido a que el mar tiene el poder de relajarnos.


El hecho de bañarnos en la playa o en la piscina, acostarnos a tomar sol y distraernos, son acciones que no hacemos tan seguido y que resultan placenteras para nuestro cuerpo y cerebro, por lo tanto, nos relajamos hasta el punto en que queremos quedarnos allí por siempre.


También puedes leer: Estas acciones las hacemos sin pensar que nos dañan los dientes

Sin embargo, debemos tener presente, que existen ciertas cosas que desconocemos y que podrían ayudarnos a tener una mejor exposición al sol, sin que nuestra piel sufra daños inmediatos o a largo plazo.


Lo primero que debes evitar es usar químicos o láser en tu piel antes de ir a la playa o a la piscina, ya que esto la irrita y la hará mucho más sensible a los rayo solares, lo que te puede ocasionar manchas y daños permanentes, lo mismo sucede con el limón, existen ciertos tipos de comidas que venden en las playas que contienen el zumo del limón y científicos han comprobado que el limón mancha la piel y puede ocasionar irritación.


Además, debes tener presente que usar protector solar no evitará que te broncees, es decir; igual te broncearás aunque uses protector solar, ya que el mismo solo protegerá tu piel de los graves daños que puede ocasionar el sol y es totalmente falso que el protector solar tapará tus poros y creará grasa en tu cutis.


También es recomendable que uses protector solar cada dos o tres horas cuando estés expuesto al sol y que lo dejes actuar durante 30 minutos antes de entrar al agua. Recuerda también que debes escoger un protector solar de adecuado para tu tipo de piel y otro para los pequeños de la casa porque no todas las pieles son iguales.


Stefania Noriega
Visitas:



Déjanos un comentario