“Nos cerraron un camino”: Con este mensaje Capriles reconoció derrota electoral | “Tengan cuidado”: Oscarcito denunció uso “sin autorización” de una de sus canciones por un “rojito” | Exministro recomienda tomar “con confianza” medicamentos hasta con tres años de vencidos | ¿Huevos en polvo? Las cajas CLAP te lo tienen (+Foto) | Nacho invitó a votar este 15-0 y evitar que la abstención de la victoria al chavismo | Feo La Cruz: “Este 15-O votaremos por el Carabobo potencia que tanto hemos soñado” | Más de 55 mil pacientes con cáncer no cuentan con los 31 medicamentos para su tratamiento | ¡Solo en socialismo! El video de una mujer despellejando un gato para comérselo en Río Chico | ¿Piensas emigrar? Estos son los costos de un pasaje por tierra a Ecuador y Perú | El nuevo precio del azúcar que le quitará lo dulce a tu vida (+Fotos) |

La sacudida Hípnica, algo que no nos deja dormir.


La sensación de que nos caemos cuando estamos durmiendo es el fenómeno más conocido como “Sacudida Hípnica”, el cual puede ir acompañado de una alucinación visual. Muchos lo llaman “Sobresalto del sueño” “sacudida hipnagógica” o “sacudida mioclónica”.


Esta sacudida Hípnica, se produce cuando nuestros músculos, por lo general los de las piernas, se contraen rápidamente de forma involuntaria, casi como un tirón o espasmo, por un lado no se conoce con exactitud la razón para ello. Lo que se dice es que la perspectiva evolutiva da a entender que cumple al menos dos funciones relacionadas entre sí. La cual conserva su importancia en la actualidad.


También puedes leer: Aprende a realizarte la manicura con aparato 

Este despertar de forma brusca, permite vigilar por última vez nuestro entorno, brindando oportunidades que aseguran que realmente estamos dormidos, creando una respuesta similar a un sobresalto. También permite estabilizar nuestra posición corporal antes de dormir, en especial si empezamos a adormecernos en un árbol. La sacudida permite comprobar nuestros puntos de apoyos antes de entrar en la inconsciencia.


La otra teoría principal es que la sacudida hípnica es un mero síntoma de que nuestro sistema fisiológico activo cede por fin, si bien en ocasiones de manera reacia, al impulso de dormir, pasando de un control motor activo y volitivo a un estado de relajación y, finalmente, de parálisis corporal.


Omar Gonzalez


Déjanos un comentario

About the Author

Omar Gonzalez
Periodista, locutor y diseñador gráfico.