Síguenos en YouTube:
-- CERRAR --

Huaxi, la ciudad más rica de China

Compartir en Facebook

Huaxi, es una pequeña ciudad China, que pasó de ser un campo agrícola a una villa de multimillonario. Se encuentra ubicada en la provincia de Jiangsu, a unos cuantos minutos de Shanghai.


Hace 50 años, en estas tierras vivían unos 2 mil campesinos de escasos recursos económicos, sin embargo, hoy la realidad es otra completamente distinta, pues al menos unas 380 familias ostentan  grandes mansiones, carros lujosos y enormes cantidades de dinero.


También puedes leer: Un arquitecto japonés gana el concurso de ideas para embellecer una autopista mira lo que se le ocurrió

El creador de este modelo de ciudad fue Wu Renbao, un fabricante de tornillos y secretario del Partido Comunista en la región, quien tomó el poder del pueblo en 1963. En 40 años, Renbao creó 12 empresas cooperativas, en su mayoría en el campo siderúrgico y textil, así como una fábrica de misiles.


Entre las peculiaridades del sistema de gobierno que mantienen, los trabajadores de las empresas reciben poco dinero en efectivo por su trabajo y el 95% de sus ingresos debe ser reinvertido en la comuna. A cambio reciben la posibilidad de vivir como millonarios, con todos los lujos. Todo esto ha hecho que Huaxi sea considerado como el territorio más socialista de China, ya que todos trabajan incansablemente para conseguir un nivel de vida elevado para todos.


Esta urbe cuenta también con una réplica de la Casa de Ópera de Sidney, del Arco de Triunfo en París y de la Estatua de la Libertad


Pero no todo es tan perfecto, pues en la ciudad han establecido cláusulas que restringe la libertad de sus habitantes, dado a que no pueden emigrar del pueblo porque automáticamente pierden sus beneficios. Asimismo, los coterráneos reciben unos 100.000 euros en su cuenta corriente a cambio de guardar un absoluto silencio hacia los medios de comunicación sobre el acontecer local.


Otra de las normas que mantiene en el ojo del huracán la igualdad de este poblado, es que solo los habitantes originales del pueblo o sus descendientes son los que se benefician de estas ganancias económicas, mientras que el resto de trabajadores inmigrantes, que es casi 95% de la población, tienen que conformarse con ver sus necesidades diarias cubiertas.


Alexander Gudino
Visitas: