Tucucu.com
Mira como preparar fresas con corazón de gelatina | 29 trucos para viajar que te ayudarán para siempre | Confluencias de ríos más extraordinas en todo el mundo | La terrible carta de un perro en la perrera | Bajar la presión arterial sólo comiendo chocolate | SIREN Cortometraje Post-Apocalyptic | Dia mundial del Mal de Parkinson | Mujeres maduras e inmaduras, mira las 11 diferencias entre ellas | Diferencias entre perro o gato en casa | Mira cómo robaron un camión blindado en pleno movimiento |

Los perros ayudan a disminuir el estrés en niños con autismo



Todo aquel que ama un perro, sabe que es importante tener un animal de estos en la infancia, sea un perro, gato o pajarito, incluso los animales pueden ayudar a los niños a superar problemas de aprendizaje, pues los perros guía bien entrenados pueden reducir incluso el estrés en niños con autismo.

Publicidad:

También puedes leer: Pete Thorne y sus fotos de perros abuelitos

El autismo es una serie de condiciones que en los niños causa problemas para comunicarse, interactuar con otros e incluso comportarse inadecuadamente en situaciones de la sociedad.

Los investigadores de la Universidad de Montreal en Canadá, han descubierto que los perros pueden reducir significativamente los niveles de ansiedad en los niños autistas.

Publicidad:

«Nuestros resultados mostraron que los perros tienen un claro impacto sobre los niveles de hormonas de estrés en los niños», dijo Sonia Lupien, la investigadora del estudio.

Además los investigadores midieron los niveles de cortisol en la saliva de 42 niños con autismo, normalmente, la producción de cortisol muestra picos luego de 30 minutos de haber despertado, y disminuyen a lo largo del día.

La respuesta del cortisol al despertar los niños fue medida antes, y después de que el perro fuera introducido en la familia. Los perros entrenados pueden ser más obedientes e incluso mantener la calma aunque estén en ambientes caóticos. Los perros también mejoraron el comportamiento de los niños, reduciendo el número de problemas reportados en el país.

En las dos semanas antes de haber sido llevados a las casas, los niveles de cortisol en los niños aumentaron en un 58% durante esos primeros 30 minutos luego de haber despertado. Pero cuando estaban los perros presentes, esa respuesta se redujo para un aumento pírrico de tan sólo 10% y luego de 4 semanas, cuando los perros fueron retirados de las casas, se reportó un aumento del cortisol en un 48%.