Pingüinos rey (Bahía St. Andrews, Isla Georgia del Sur)

La siesta. Ese momento sagrado de nuestra cultura que ya no tenemos tiempo para realizar. La siesta la realizan tanto las personas como los animales. En el verano, cuando las temperaturas son muy elevadas, y tras una comida copiosa, se debe evitar trabajar en el campo, cazar (en el caso de los animales) y realizar otras actividades que incrementan nuestro metabolismo y que pueden dañar nuestra salud provocando reacciones negativas. Es el momento de encontrar un lugar con sombra y recargar las baterías durmiendo.

También puedes leer: Impresionante cámara lenta: el secreto de cómo los perros pueden beber agua

Curiosamente, este concepto también lo realizan los pingüinos. Y sus siestas son tan profundas que no se les puede despertar tocándoles en el hombro. Hace falta persistir más puesto que es un sueño especialmente profundo. Durante la mañana, los pingüinos están muy ocupados pescando su comida y cuidando las puestas y las crías. Durante la tarde, las actividades disminuyen y es un ambiente más relajado. El momento ideal para echarse una buena siesta.


Visitas:

La siesta. Ese momento sagrado de nuestra cultura que ya no tenemos tiempo para realizar. La siesta la realizan tanto las personas como los animales.…