Tucucu.com
Ortografía: ¿Cómo se escribe horita o ahorita? | La pesadilla de viajar en el Metro de Caracas | ¡No te pierdas a Norkys Batista en ENCABINADOS INTERNACIONAL! | ¡Se soltaron! Mujeres irlandesas se despojaron de su ropa por una buena causa | ¿Ya conoces al cincuentón más sexy de las redes sociales? (Fotos) | ¿Qué significado tiene soñar con Acoso Sexual? | Qué pasta de dientes debemos usar para mejor salud | Rompen estatua de Messi en Buenos Aires | ¿Qué hay de cierto que al comer semillas de durazno puedo morir? | Mascarilla de pepino hidratante para devolver la belleza a la piel |

¿Por qué suena el estómago?

Estómago


Qué es el sonido ese que emite el estómago, un sonido que para mucho es el llamado del hambre, o que sucede cuando estamos nerviosos o tenemos malestar estomacal.

Publicidad:

También puedes leer: Mujer de 99 años cumplió su sueño de ir a la cárcel.

Pero ¿Qué es ese sonido en el estómago?

Ese gruñido que sale de nuestro interior no es más que el simple paso de los gases y el movimiento de nuestros intestinos de manera natural. Aún si no estamos comiendo, nuestros intestinos están en continuo movimiento y desplazamiento, aunque cuando hay alimentos viajando a través de él este sonido puede mermar su intensidad, pero si nuestras tripas están vacías el sonido se hará mucho más intenso y notorio.

Algunos seres humanos suelen generar más gases que otros. Pero esto es parte de el aire que ingerimos y que sin querer estamos tragando aire a través del esófago y que va a dar al estómago. Esto suele pasar cuando estamos comiendo y lo hacemos a una velocidad muy alta o estamos hablando mientras comemos, lo que puede causar los eructos, hinchazón del estómago y el rugido estomacal. Se puede evitar tragar esa cantidad de aire al comer lento y masticar bien los alimentos evitando hablar.

Publicidad:

El aire que se produce dentro de nuestro tracto intestinal también puede provocar diferentes tipos de sonidos, cosa que se debe por la mala absorción de los nutrientes presentes en los alimentos que consumimos. Uno de los ejemplos más claros y precisos de este caso son las personas que son intolerantes a la lactosa, dado que por la falta de la enzima que procesa la lactosa esta no de digerida correctamente lo que produce muchos gases, esto da paso a que las bacterias sean generadoras de gases. Esto sucede no solo con los alimentos con lactosa sino también con diferentes tipos de alimentos sobre todo los procesados.