Brasil declara emergencia social por éxodo masivo de venezolanos | A Tibisay Lucena, también la busca la pelona, afirma Diosdado | Rafael Ramírez lo dijo todo sin tapujos y sin miedo | Hany Kauan pide disculpas a sus fanáticos por haber sido Chavista | El nuevo precio de la leche en polvo en Venezuela, IMPAGABLE! | Zseremeta: “Desde que Pedro Infante llegó a la vicepresidencia de la FVF me querían botar” | ¡Una tontería! La millonaria demanda que enfrenta Venezuela por expropiación de FertiNitro | El dólar en Venezuela pasa la barrera de los 100 mil BS. | Eulogio del Pino y Nelson Martínez detenidos por corrupción en PDVSA | ¡Ni esto lo salvó! El día que Eulogio del Pino bebió agua del río Guaripiche |

Cerro Autana en la misteriosa selva del Estado Amazonas

El majestuoso Cerro Autana, anclado en la misteriosa selva del Estado Amazonas, representa para la etnia Piaroa algo más que un repute de gran interés para los turistas aventureros, ya que para ellos, el imponente Autana es producto de una legendaria historia que refleja su cultura ancestral.


Lo que hoy se conoce como el regio Autana, es para los indígenas Piaroa el resultado de la evolución que llevo al árbol sagrado de la vida o Caliebirri-Nae, a convertirse en este magistral tepuy, y es que la leyenda de este pueblo del Estado Amazonas, cuenta que al principio de los tiempos, la especie humana como la conocemos actualmente, se encontraba viviendo en los cuerpos de sus antepasados animales, antes de transformarse en los hombres y mujeres que actualmente podemos admirar. Asimismo, estos animales vivían guiados por un Chaman, el cual era respetado y obedecido por la comunidad.


También puedes leer: Unos buenos chistes que te harán reir

En vista de la escasez de frutos en la selva, el Chaman ordeno a todas las criaturas que derribaran el árbol de la vida para que pudiesen comer sus frutos y tener abundancia de especies. Fue así como entre una ardilla de gran apetito, y otros animales tales como un tucán de pico muy pronunciado y un pájaro carpintero, se dieron a la tarea de cortar el tronco del Caliebirri-Nae, para devorar la gran variedad de frutas que en él se encontraban.


De aquel majestuoso árbol quedo solamente el tronco, el cual permaneció entre los antepasados del hombre para presentarse ante nosotros como el cerro de nombre Autana.


Chantal Goncalves


Loading...

Déjanos un comentario