Tucucu.com
Madonna presenta a su “nuevo novio” en Instagram | «Nimble Bastard» ya tiene video lyric | Conoce al asesino en serie barba azul | 25 curiosidades sobre los perros que quizás desconozcas y que te sorprenderán | ¿Sufres de envejecimiento prematuro? Descubre cual podría ser la causa | Mira como esta niña anima a su papá para que le haga un súper peinado | Si quieres saber el origen de tu apellido y nombre, no puedes dejar de ver esto | 10 fotos algo impresionante de la historia. | Marilyn Monroe no era racista y muy buena amiga de Ella Fitzgerald | Dejo la comida chatarra y ahora es un chico de buen cuerpo (Foto) |

El demonio Dybbuk de la cultura judía



Dybbuk, es un demonio muy temido en la creencia judía, es alguien que, tras morir, no ha podido continuar con el ciclo natural de encarnaciones necesarias para llegar a cumplir el fin espiritual individual que Dios le ha dado y, en consecuencia, se ha quedado en el mundo y busca poseer el cuerpo de alguien que, por su naturaleza y situación de vida, resulte propicio para cumplir aquellos fines y deseos que no fueron satisfechos mientras el dybbuk vivía. Supuestamente deja el cuerpo del anfitrión una vez que ha llevado a cabo su objetivo.

Publicidad:

También puedes leer: El demonio Dybbuk de la cultura judía

También se dice que es el espíritu de un pecador y que ha salido de las tinieblas para tomar el cuerpo de una persona y así atormentarla hasta poder causar su muerte y llevarse el alma de la misma.

Existe una forma específica para exorcizar al dybbuk. Dicha forma se basa en tocar música ceremonial con un cuerno de carnero (el shofar). Pero no cualquiera debe tocar el cuerno: debe ser un rabino experto en la Cábala. Además, el rabino deberá estar acompañado de 10 personas (reunidas preferentemente en una sinagoga) capaces de soportar la experiencia y de formar un círculo santo de protección en torno al poseído, todo esto mientras se repiten textos sagrados. Concretamente todos deben recitar el Salmo 91 mientras el rabino hace sonar el shofar para desorientar a la entidad. El proceso de recitación del Salmo 91 se repetirá tres veces, pues solo así será posible la comunicación con el dybbuk, dentro de la cual se le pedirá que abandone el cuerpo del poseído y se le indicará qué camino seguir para su propia salvación.

Publicidad: