Tucucu.com
¿Qué pasa con un diente si lo dejas en cocacola por 24 horas? | Instagram censura a Bella Hadid por posar desnuda junto a su perrito. | LE’CINEMA hace su debut musical con el tema «LEJOS» | Onechot incursiona por primera vez en el teatro | 5 preguntas clave sobre la cafeína: ¿se puede morir por sobredosis? | ¡Que fea! Así se ve Kim Kardashian sin maquillaje | Conoce por qué la mitad de los infartos son «silenciosos» | El bar inflable que llego para el disfrute de los adultos.(Fotos) | Cada Signo del Zodiaco como se enoja y actúa | Pagó 1,923.93 dólares para que le implantaran un tercer seno |

Cómo limpiar pulmones si eres fumador



Luego que comienzas a dejar de fumar, lo mejor es limpiar los pulmones, pero aunque no estés dispuesto a intentar dejarlo, por lo menos debes buscar la manera de beneficiar a tus pulmones, dándoles una limpieza a fondo.

Publicidad:

También puedes leer: 3 redes sociales que ayudan a mantener la comunicación familiar

El jugo que verás la receta a continuación, tiene la habilidad de limpiar los pulmones, para ello utilizaremos diferentes elementos como la cúrcuma, que tiene propiedades antivirales, antibacterianas y propiedades que ayudan a combatir el cáncer. La raíz de la milenaria planta jengibre, tiene la capacidad de promover una salud sana de todo el sistema respiratorio, eliminando o ayudando a eliminar todos los contaminantes del aire y del humo del tabaco antes que puedan irritar los pulmones. En esta receta encontrarás muchos ingredientes que ayudarán a limpiar los pulmones y a beneficiarlos con más salud.

Ingredientes:

Publicidad:

-½ kilo de cebollas.

-½ litro de agua.

-200 gramos de azúcar moreno.

-1 cucharadita de cúrcuma.

-2.5 centímetros de raíz de jengibre.

Modo de preparación:

Poner el agua y el azúcar a hervir a fuego medio. Añadir las cebollas, el jengibre picado y la cúrcuma. Cuando la mezcla comience a hervir, bajar el fuego y remover. Deje el líquido reducir a la mitad. Una vez finalizada la cocción, dejar enfriar y colar. Guárdelo en el frigorífico y consuma dos cucharadas por la mañana con el estómago vacío y dos por la tarde antes de la cena.