Tucucu.com
¡Ayudémoslo! Blanquito Man recurre a sus seguidores para curarse del cáncer | Como hacer una mascarilla para las manchas de la piel | ¡Agarre dato! Para esto sirve el papel de aluminio | La campaña de Karen Walker con su perro, toda una belleza | Por esto nunca debes escribir “amén” en los comentarios de Face | Murió el astronauta que más viajó a la luna | «SAY10» es el nuevo disco de Marilyn Manson | Los mejores árboles navideños del mundo (Fotos) | La ternura de unos ronquidos en YouTube | El ultramoderno inodoro que cuesta más de US$12.500 |

Pequeños pasos que te ayudarán a vivir una vida con menos estrés 



¿[email protected] de estar [email protected]? ¿De no tener tiempo para las cosas que realmente te importan? ¿De qué tu día pase en un abrir de ojos y que al llegar la noche solo te quede el cansancio y una lista larga de quehaceres para mañana? Quizás sea tiempo de que empieces a simplificar tu vida.

Publicidad:

También puedes leer: Porque debes dormirte con 1 limón al lado de tu cama dos veces a la semana

Para muchos, la palabra simplificar puede resultar abrumadora, pues la primera reacción ante ella es ¿pero simplificar qué y cómo? La realidad es que aunque al principio no sea fácil con el tiempo te irás acostumbrado a llevar una vida simplificada que ya no querrás ni por asomo volver a los días donde todo era cao y desorden.

Llevar una vida simple, o simplificada, es el final de muchos problemas diarios y del estrés que nos causa el ajetreo tan propio de la vida moderna. Pero simple o simplificada no significa para nada aburrido o falto de interés.

Publicidad:

Chequea esta lista de áreas en las que vendrían bien un poco de simplificación. Anímate a ponerlas en prácticas, quizás no todas pero si alguna y verás cómo poco a poco a poco encontrarás más espacio físico en tu hogar y más tranquilidad en tu vida.

Posesiones. La publicidad nos hace creer que para sentirnos bien y ser mejores necesitamos más. Solo basta con unos pocos minutos frente a la televisión para terminar con una lista de cosas nuevas que no sabíamos que necesitábamos. Muchos de nosotros acumulamos posesiones que no solo ocupan lugar en nuestra casa sino que nos roban tiempo. Mientras menos poseamos más libre seremos. Revisa tu closet o tu garaje. ¿Cuándo fue la última vez que usaste esa blusa que te niegas a tirar o regalar a pesar de que llevas años si usar? ¿O por qué sigue en tu garaje una hielera a la que no encuentras ocasión de darle uso? Haz una inspección minuciosa y consciente de tus pertenencias y aquellas que ya no te sirven o usas regalas, dónalas o tíralas a la basura, pero no dejes que te roban más espacio de tu hogar.

Tus compromisos. Cuántas veces no nos hemos encontrado en actividades sociales a las que vamos solo por “quedar bien”. ¿Cuántas veces no hemos dicho si cuando en realidad lo que queríamos decir era no, no estoy [email protected]? Para muchos es muy difícil decir que no y la realidad es que no hay actividad más liberadora que decir que no cuando realmente queremos decir no. Empieza por elegir cuidadosamente a las actividades y compromisos sociales a los que asistirás. Verás que en poco tiempo tus días estarán menos cargados de actividades y con más tiempo libre para dedicarte a las cosas que realmente te interesan, ya sea pasar más tiempo en familia, leer un libro o simplemente descansar.

Tu mente. Quizás esta sea una de las áreas más difícil de “descongestionar” pues a veces sentimos que no tenemos control en nuestros pensamientos y pasamos de uno a otro con una velocidad increíble. ¿Lo peor? Cuando estos pensamientos son de preocupación y solo nos generan angustias y miedos innecesarios. El punto aquí es identificar esos pensamientos negativos recurrentes que nos roban la tranquilidad y nos hacen preocuparnos sin necesidad por cosas que generalmente ni suceden. Hay muchas técnicas que nos ayudan a reemplazar los pensamientos negativos por positivos. Uno muy efectiva es preguntarte si la última vez que tuviste muy [email protected] por algo valió la pena las noches de sueños que perdiste y las horas incalculables que le dedicaste a pensar en lo mal que todo iría. ¿No valió la pena, verdad? Entonces la próxima vez que uno de estos pensamientos lleguen a tu cabeza hazlo a un lado y concéntrate en las cosas que si puedes resolver.

Otras formas de no enredar nuestras vidas es asumiendo menos deudas. No uses esa tarjeta de crédito para comprar algo que no es necesario. Trata de pagar tus deudas a tiempo para que no se conviertan en un problema para ti y aprende a darle un uso inteligente a tu dinero.

La lista de consejos para vivir una vida más simple y menos estresada podría continuar, pero si te enfocas en estos pequeños pasos pronto estarás [email protected] para dar otros que te llevarán a vivir una vida más saludable.