Brasil declara emergencia social por éxodo masivo de venezolanos | A Tibisay Lucena, también la busca la pelona, afirma Diosdado | Rafael Ramírez lo dijo todo sin tapujos y sin miedo | Hany Kauan pide disculpas a sus fanáticos por haber sido Chavista | El nuevo precio de la leche en polvo en Venezuela, IMPAGABLE! | Zseremeta: “Desde que Pedro Infante llegó a la vicepresidencia de la FVF me querían botar” | ¡Una tontería! La millonaria demanda que enfrenta Venezuela por expropiación de FertiNitro | El dólar en Venezuela pasa la barrera de los 100 mil BS. | Eulogio del Pino y Nelson Martínez detenidos por corrupción en PDVSA | ¡Ni esto lo salvó! El día que Eulogio del Pino bebió agua del río Guaripiche |

Andreas Englund y sus pinturas sobre la vida de un súper héroe

El pintor Andreas Englund dice que el humor puede ser el vehículo para transmitir ideas que de otro modo sería difícil transmitir. El humor libera sus pensamientos y sus ideas de ser pretenciosas, al tiempo que le abre puertas a caminos y ángulos nuevos.


Andreas Englund nació en Falun, Suecia, en 1974. Ahora vive y trabaja en Estocolmo.


También puedes leer: Clifford Robert Olson, el asesino en serie canadiense que causó terror en 1980

Tal vez sea mi manera de verlo, pero el suyo me parece un humor melancólico. Sus escenas son de un realismo que no deja espacio a ninguna vana esperanza, son descorazonadoras, aunque su super héroe vuele por los aires como es debido, o reúna a un grupo de gente en una celebración. Los puntos de vista son contemporáneos, los hemos visto en las películas, los comic, la televisión, y tienen ángulos propios de una cámara de fotos o de cine, más que de una persona. Su pintura, basada en el dibujo, con trabajo preciso de pincel y escasa materia, me recuerda a la pintura de Mark Tansey, otro pintor que introduce el humor en sus cuadros de factura realista y decimonónica, creando un contraste muy atractivo entre lo que dice y cómo lo dice.


Este super héroe envejecido es tan humano como cualquiera de nosotros, podríamos encontrarlo en la cola del supermercado o en la sala de espera del dentista y eso nos hace vernos a nosotros mismos con una objetividad y una compasión muy instructivas.


 


Admin


Loading...

Déjanos un comentario