El Dr. Holmes, cuyo verdadero nombre era Herman Webster Mudgett, nacio en 1860 en Gilmanton, en una honrada y puritana familia de New Hampshire.

También puedes leer: Conoce al asesino consumado John Reginald Christie

Este ingenioso asesino y estafador construyo un hotel dotado de pasadizos secretos y trampas mortales para asesinar a sus víctimas, su intención era apropiarse de su dinero cobrando su seguro de vida o pidiendo dinero a sus familiares.


El Holmes Castle fue terminado en 1892 y la exposición de Chicago abrió sus puertas el 1 de mayo de 1893. Durante los seis meses que duro, la fábrica de matar del Dr. Holmes no se desocupo. El verdugo escogía a sus “clientas” con mucha precaución. Tenían que ser ricas, jóvenes, guapas, estar solas y, para evitar las visitas inoportunas de amigos o familiares, su domicilio tenía que estar en un estado lo más alejado posible de Chicago.

Una vez detenido el criminal, la policía registró el hotel, y se descubrió que éste había sido utilizado como lugar de tormento y sala de ejecuciones. Los agentes encontraron cámaras herméticas desde las cuales se podía bombear gas, un horno lo bastante grande para contener un cuerpo humano, cubas de ácido, y habitaciones equipadas con instrumental quirúrgico de disección así como toda la parafernalia de la tortura. En el juicio un testigo de la acusación describió su trabajo como empleado de Holmes, quien lo había contratado para que le descarnara tres cadáveres a razón de 36 dólares por cadáver.5

Holmes fue condenado a muerte por el Tribunal de Filadelfia y ahorcado el 7 de mayo de 1896, contando entonces con treinta y cuatro años.

Publicidad:

También puedes leer: Payaso asesino que jamás querrás toparte con él
Visitas:

El Dr. Holmes, cuyo verdadero nombre era Herman Webster Mudgett, nacio en 1860 en Gilmanton, en una honrada y puritana familia de New Hampshire. Este…