El archi conocido Sir Ian Mckellen quién ha interpretado los personajes más famosos de las sagas de los X-Men siendo Magneto y de Gandalf en el Señor de los Anillos, y dijo cual habría sido el día más triste de su vida de actor, cuando culmino de filmar la trilogía de El Hobbit.

También puedes leer: Estrenan película de diputada transexual en Venezuela

El motivo de su tristeza radica en que como todos los personajes de esta película eran de diferentes tamaños y aún más los hobbit y los de la tierra media, entonces el problema de la trilogía del Señor de los Anillos se resolvió haciendo un juego de cámara, donde se hicieron grabaciones en diferentes momento y distancias y luego volvieron a unirlas, para dar la impresión de la diferencia de tamaños.


Para la película de la trilogia del Hobbit se ocupo otro sistema ya que Gandalf era el único personaje alto por mientras todos los enanos y hobbit podían compartir la misma escala, por ello las escenas de los enanos se hacían con todos los actores menos Gandalf el cual tenia que grabar posteriormente y solo las escenas pero haciendo como si los otros actores estuviesen allí con el.

Las siguientes imágenes muestran el momento exacto donde Sir Ian se quiebra y dice la frase “esto no es por lo que me convertí en actor” en clara reacción de que no estaba de acuerdo con estas nuevas técnicas de filmación y lo hacía molestar más de lo normal el no poder compartir con otros actores.

Set de grabación Gandalf del Señor de los Anillos

Publicidad:

También puedes leer: 5 errores en Los Simpsons en su intro oficial
Visitas:

El archi conocido Sir Ian Mckellen quién ha interpretado los personajes más famosos de las sagas de los X-Men siendo Magneto y de Gandalf en…