Tucucu.com
41 tips de ortografía que debe saber para escribir bien | La barba mantiene una piel más suave | Tono carbón, la nueva tendencia de color de cabello que está causando furor | ¿Como reducir el estres laboral? | Lava los dientes de tu mascota para su salud bucal  | Mr. Big ha estrenado el videoclip oficial del tema Defying Gravity – Escuchalo aquí | EL FLUOR y su protección a los dientes | 25 mujeres famosas que están orgullosas de ser feministas | La falta de sueño puede incrementar el riesgo de diabetes y obesidad | ¿Qué significado tiene soñar con un accidente? |

Esta es la persona ejecutada más joven de Estados Unidos



Su nombre es George Junius Stinney Jr. nacido el 21 de octubre de 1929 y ejecutado 14 años después el 16 de junio de 1944, convirtiéndose así en la persona más joven ejecutada en los Estaod Unidos en el siglo XX, y el último menor de 16 años.

Publicidad:

También puedes leer: John Wayne Gacy el asesino disfrazado de payaso

Este fue condenado por haber asesinado a dos niñas: Betty June Binnincker, de tan solo 11 años y a Mary Emma Thames, de 8, en el Condado de Clarendon, Carolina del Sur el 24 de marzo de 1944. Stinney fue arrestado al día siguiente con los cargos de asesinato en primer grado. El juicio en su contra tuvo lugar el 24 de abril en el Tribunal del Condado Claredon.

Una vez que se seleccionó el jurado, comenzó el juicio a las 12:30pm y terminó a las 5:30 pm, el jurado le tomó sólo 10 minutos para poder dar el veredicto, además entre el jurado conformado por 10 hombres blancos lo declararon culpable.

Publicidad:

Bajo las leyes que rigen a Carolina del Sur en ese momento, toda persona que tuviera más de 14 años sería tratado como un adulto, Stinney fue sentenciado a muerte en la silla eléctrica y esta fue llevada a cabo por la Penitenciaria Estatal de Carolina del Sur en Columbia en la mañana del 16 de junio de 1944, en menos de 3 meses después de haber cometido el crimen.

Aunque todo para el momento era normal, este caso ha generado controversia hasta nuestros días, porque no ha sido resuelto satisfactoriamente, y porque las investigaciones y el proceso judicial demostraron severas anomalías.

Luego de pasar los años, fue descubierto que la viga con la que mataron a las dos niñas pesaba unos 10 kilos y que el joven no podría levantarla y mucho menos golpear fuerte con ella a las niñas.