Los bebés nacen sin pecas

Aunque los bebés pueden nacer con marcas de nacimiento, su piel nunca fue expuesta al sol, por lo que no tienen pecas. Las pecas se desarrollan cuando el pigmento de nuestra piel responde a la exposición al sol. Por lo tanto, aquellos niños de piel más clara tienen tendencia a desarrollar pecas al crecer.