Las semillas de durazno tienen una pequeña cantidad de cianuro (amigdalina) que por su puesto en pequeñas dosis no ocurre nada, más si aumentamos las dosis puede llegar a envenenarte.

También puedes leer: Otras 100 cosas que debes saber antes de morir (Parte 2)

Pero a pesar de que trae pequeñas dosis no es tan improbable que esto suceda pues si llegas a comer el hueso de 30 melocotones, duraznos o ciruela, podemos resultar envenenados.


El cianuro es un potente veneno en los humanos que destruye los tejidos y causa parálisis no es de extrañar que las plantas hagan uso de veneno para evitar que sus frutos sean devorados.

Visitas:

Las semillas de durazno tienen una pequeña cantidad de cianuro (amigdalina) que por su puesto en pequeñas dosis no ocurre nada, más si aumentamos las…