Tucucu.com
El 26 de Marzo: Día Nacional de la Prevención del Cáncer de Cuello Uterino | Sin gluten no significa que sea sano | Jorge Herrera cuenta su propia historia de amor | Para que mi perro pierda el miedo de ir al veterinario | Trucos y Cheats de Clash of Clans | Mira lo que sucede en realidad cuando te arrancas una cana | Hijos de chimpancés siguen enseñanzas de sus madres | ¡Tiempo récord! El Dorado alcanzó el primer lugar mundial en media hora | ¿Ya viste la nueva colección de Vans inspirada en Toy Story? | Peppa Pig para cuando tu hijo este aburrido |

Foto graciosa de Einstein que dio la vuelta al mundo

Albert Einstein foto fondo negro


Arthur Sasse, fotógrafo de la lupi, quizás nunca imagino que sería el único en conseguir una de las imágenes más conocidas, y divertidas, de Albert Einstein aquella noche que este celebraba su cumpleaños número 72 entre colegas y amigos.

Publicidad:

También puedes leer: ¿Qué significó el siglo de oro para los españoles?

Al terminar la velada, el doctor Frank Adeloytte, antiguo director de Estudios Avanzados y su esposa, se habían ofrecido para llevar a Albert a su casa. Fue entonces, al estar subiendo al vehiculo, que Sasse le pidió «solo una más». Al mismo tiempo, intentaba y esperara que sonriera para la cámara, pero como el físico ya estaba verdaderamente cansado y harto de sonreír, lo único que atino a hacer, después de haber gritado «¡Basta!», fue sacar la lengua para arruinarles las tomas.

Obviamente, el resultado fue todo lo contrario. Sin embargo, solo el ya mencionado Sasse había logrado disparar su cámara en el momento exacto.

Publicidad:

Sus editores se encontraron en una encrucijada antes de publicar la foto en la International New Photos Network- Red de Fotografías de Noticias Internacionales- pues no sabía si sería apropiado. Finalmente lo hicieron y el resto es historia.

La foto se volvió tan famosa que incluso el mismo Einstein pidió nueve copias para él. En la foto original también aparecían sus amigos, los Adeloytte, e el coche junto a él. El doctor los recorto para que quedara solo su rostro y la uso para decorar tarjetas que después mandaba a sus amigos.

Una de esas copias, con dedicatoria para el periodista Howard K. Smith, fue subastada en junio de 2009 en New Hampshire por 74.324 dólares. El texto, originalmente en alemán decía: «Te gustara este gesto porque está dedicado a toda la humanidad. Un civil puede permitirse cosas que un diplomático no se atrevería hacer. Tu leal y agradecido oyente, A. Einstein 53».

Así pues, no se deba confundir esta mueca de molestia y fastidio con una graciosa y bromista, ya que esta no era la intención. Lástima que nadie, ni siquiera el propio fotografiado, lo tomo así, pues esta es considerada una de las fotos más divertidas en todos los tiempos.

Albert Einstein