Tucucu.com
Winnie Pooh hecho de nubes blancas. | Piedras paridoras: un fenómeno que solo existe en Portugal y Rusia | ¡Ardiente! Así se vistió Diosa Canales para festejar la Navidad (+Fotos) | ¿Qué causa los Poros Dilatados? | Masturbarte te podría llevar al infierno, mira por que | Cirujano encarcelado después de haberse operado el mismo el pene. | Lleve a su familiar muerto al nuevo hotel en Japón para ellos | ¿Es posible serle fiel a una pareja durante toda la vida? | Con estas ilustraciones homenajearon a la gimnasta mexicana que fue criticada | Eulogio del Pino y Nelson Martínez detenidos por corrupción en PDVSA |

¿Cómo preparar un rico cóctel de mimosa?



Un clásico del brunch, y uno de los pocos cocteles con alcohol que se ve bien disfrutar en una ocasión durante la mañana; la mimosa es una combinación de Champagne y jugo de naranja, pero aunque suena básico, algunos tips te ayudarán a que la tuya se destaque.

Publicidad:

También puedes leer: Bolitas de queso (+Receta)

1. El jugo: Debe ser natural de naranjas, lo más fresco posible. Lo puedes enfriar un poco (sin usar hielo) para que no le baje la temperatural al champagne al mezclar.

2. El Champagne: debe estar bien frío (aproximadamente 7°C), pero no helado de congelador pues se adormecen sus sabores. Si las naranjas están muy dulces, usa un espumante extra brut o brut nature, que son los más secos, para compensar.

Publicidad:

3. La mezcla: Combina 2/3 de jugo y 1/3 de Champagne. Si quieres hacerlo al estilo britanico, la fórmula es 1/3 de jugo y 2/3 de espumoso (en ese caso, llámalo Buck’s Fizz, el nombre brittish del coctel).

4. Go brittish: Si optas por la versión inglesa o Buck’s Fizz, añade media cucharadita de granadina.

5. All American: Si prefieres la mimosa americana, añádele una cucharadita de Grand Marnier).

6. El ingrediente secreto: No le digan a nadie que le echaron un dash de amargos de naranja (orange bitter), de dará aroma y complejidad, independientemente de cual lado del Atlántico evoquen.

7. La copa: Sirve tu mimosa en una copa de flauta, la misma que usarías para el champagne solo.

8. La ocasión: Un desayuno especial o un brunch de fin de semana son momentos ideales para disfrutar de una mimosa, pero también es oportuna para un evento social en la mañana o de día, al aire libre.

9. La decoración: Por su simpleza, no decorar es la opción sugerida, pero si no te puedes resistir, media rodaja de naranja o una plor pequeña son buenas opciones.

10. Los acompañantes: Bosadillos con salmón ahumado, panqueques, omelettes, y en general, las comidas típicas del brunch.

Vía esquire.com