Tucucu.com
¿Hamburguesas con sabor a carne humana? | El WU-WEI taoísta la filosofía de la “NO ACCIÓN”  | Un enorme lobo marino recorrió la localidad de Tasmania | Aprende a preparar unas deliciosas empanadas de guayaba (+Receta) | Rebeldes Sirios activan bomba por equivocación al tomarse un selfie | Mira el pastel que le regaló una madre a su hija borracha | Router inalambrico ¿Físico descubre cuál es el mejor lugar para ponerlo? | ¿Te tomas fotos en el gym? Descubre que significan las populares «Selfies de Gimnasio» | Este estilista usa un hacha y le dice adiós a las tijeras (+Video) | Ricas y nutritivas panquecas de avena y zanahoria (+receta) |

Tips de Salud: Bebidas para niños



Bebidas azucaradas y niños en edad preescolar: una receta para la obesidad.

Publicidad:

También puedes leer: ¿Apodos "CURSIS" con nuestras parejas? ¿Algo que todos hacen o no?

De acuerdo a un estudio publicado en la revista Pediátricas, los niños de 2 a 5 años que consumen regularmente bebidas azucaradas tienen un riesgo 43 por ciento más alto de ser obesos a los 5 años que aquellos niños que no las consumen.

Muchos anuncios publicitarios confunden a los padres, pues algunas de estas bebidas usan fotografías de frutas en sus empaques, cuando en realidad contienen un porcentaje bajísimo de frutas en las bebidas. Los ingredientes comunes de estas bebidas son agua, un alto contenido de fructuosa y jarabe de maíz y, en ocasiones, azúcar de verdad. Presta atención a las bebidas como Kool-Aid, Hawaiian Punch, Capri Sun Orange y Capri Sun Sunrise. Estas últimas incluso en su propaganda se promocionan como bebidas para el desayuno. Así que antes de caer en la tentación de darles a tus hijos esas bebidas, piensa que lo que estas promocionándoles es un mayor riesgo de sufrir obesidad a una edad tan temprana como los cinco años.

Publicidad:

Lo que bebe un niño puede repercutir considerablemente sobre la cantidad de calorías ingeridas, así como sobre la cantidad de calcio que contiene su dieta, siendo el calcio una sustancia necesaria para desarrollar unos huesos fuertes.

Sírvales agua y leche

Para niños de todas las edades, el agua y la leche son las mejores opciones, de modo que lo más conveniente es servírselas a menudo. El agua no solo carece de calorías, sino que el hecho de beberla enseña a los niños a aceptar una bebida apenas sin sabor y no azucarada para calmar la sed. Puesto que un vaso o una taza de leche contiene unos 300 miligramos de calcio, la leche puede ser un elemento fundamental que contribuye a las necesidades diarias de calcio de su hijo.