Tucucu.com
Lamb Of God publicarán un tema dedicado a un fan | Audioslave regresa a los escenarios en el Anti-Inaugural Ball y fue transmitido por «streaming» en la red | Moving Sculpture, unas piezas increíbles. (Vídeo) | Niña recrea boda de su madre y se realizo una sesión de fotos. (Fotos) | Laura Guevara se presentará en el EXIB Música 2015 | Cómo hacer compota de piña (con cáscara) | Algunos remedios caseros para tratar naturalmente el Eczema | «Alguna Vez», tema de lo nuevo de Octavio Suñe + VideoClip | Llega “Avatar 2” en 2018 | Nueces caramelizadas con miel (+receta) |

Ladron de Tumbas Estadounidense



Edward Theodore Gein (27 de agosto de 1906-26 de julio de 1984) fue un asesino y ladrón de tumbas estadounidense. Únicamente se probaron dos asesinatos cometidos por el (los de Mary Hogan y Bernice Worden), pero debido a su afición a conservar cadáveres (tanto los de sus víctimas como los que desenterraba) y a fabricar con ellos mobiliario y ropa, se generó un gran impacto alrededor del descubrimiento de sus crímenes. Al haber cometido menos de tres asesinatos no encaja en la definición tradicional de asesino en serie. Pese a ellos sus actos despertaron gran interés en la sociedad y sirvieron de base para muchas obras de ficción.

Publicidad:

También puedes leer: John Wayne Gacy el asesino disfrazado de payaso

ladron de tumbas - Edward Theodore Gein

 

Publicidad:

Cuando lo investigaron y entraron en su casa por el caso de Bernice Worden desaparecida el 17 de noviembre de 1957, encontraron su cuerpo colgado de los tobillos, decapitado y abierto por el torso. También encontraron diez cabezas de mujer y descubrieron asientos hechos de piel humana, platos de sopa hechos con calaveras, más calaveras en los postes de su cama, órganos en el frigorífico, un cinturón de pezones humanos, una caja de zapatos con nueve vulvas y muchos más objetos hechos de partes de cuerpos humanos, los mismos fueron fotografiados y destruidos. El mismo admitió a los policías abrir tumbas de mujeres recientemente fallecidas y robaba los cuerpos para hacer sus muebles, admitió que no mantenía relaciones sexuales con los mismos ni tampoco cometía canibalismo. Debido a todas estas respuestas dadas por el mismo lo declararon enfermo mental y lo internaron en una institución psiquiátrica donde tuvo buen comportamiento. Falleció en el verano de 1984, a la edad de 77 años por insuficiencia respiratoria.