Tucucu.com
AMON AMARTH y ABBATH en Chile Juntos en la misma tarima | Moldea su cuerpo por este medio de la LIPOLÁSER no invasiva | 5 Consejos para Superar Dificultades por Jack Ma! | ¡De la cárcel a las pasarelas! El preso que se convirtió en modelo presente en Fashion Week | Entérese lo qué está tramando Whatsapp | Nuevo EP de la banda Ghost | ¿Sabías Por Qué? Los pingüinos no pueden volar | Se iba a tomar un «selfie» y mira la patada que le dieron en la cara | Comic de Batman y la Mujer Maravilla saldrá a la luz próximamente. | La farándula está preocupada por extrema delgadez de Nicole Kidman |

La ciencia podría hacer una cerveza más saludable en el futuro



Los relatos sobre la ingesta de alcohol sobre todo como actividad recreacional son tan viejos como la misma historia de la humanidad; incluso mucho antes de que aprendieramos a escribir ya existían bebidas que permitían embriagarse. Beber licor ha estado en nuestra historia como humanidad desde muchos años atrás tanto, que sigue presente hoy en día tanto como en el pasado. Mas como todos saben, el alcohol no es lo que llamariamos la bebida bendita para el organismo. Pues todas las calorías que se obtienen a través de la ingesta de este, pasa directamente a un extra de contenido calórico, y este se almacenará en forma de grasa o gordura, así que si para ti es costumbre mantener frecuentemente el consumo de alcohol debes conocer que esto hará que inevitablemente aumentes de peso, e incluso generar otro gran número de complicaciones para tu organismo.

Publicidad:

También puedes leer: 20 curiosidades que no sabías sobre el cuerpo humano

Felizmente para aquellos que aman el jugo de cevada, los científicos parecen estar encontrando la solución para este problema. A través del fortalecimiento de la acción de un gen, el PPP1r3G, los investigadores serán capaces de favorecer la conversión de esas calorías, reduciendo gigantemente la acumulación de grasa en el hígado y aumentando el glicógeno, pues la acumulación de glicógeno es saludable porque este si se divide entre el hígado y los músculos del cuerpo, a diferencia de la grasa que solo predomina y se mantiene en el hígado. Además de eso, la metabolización del glicógeno es mucho menos tóxica para el organismo que la que se acumula en el hígado. Dr. Chen, uno de los principales autores de la investigación, ha demostrado los resultados positivos que ha tenido la investigación para los consumidores de cerveza.

El gen PPP1r3G tenía una función desconocida hasta que se presentaron los resultados de este estudio, y fue descubierto nuevamente, dando campo a nuevos usos potencialmente terapéuticos para diversas enfermedades, como la diabetes, además de abrir una nueva perspectiva para tratar otra gama de enfermedades.

Publicidad:

Así que ya tienes una razón más para tomar cerverza, pero tendrás que esperar al futuro para que este estudio se ponga en práctica para los humanos.