Tucucu.com
Lo nuevo que trae Pokémon en YouTube. | Esta es la asombrosa caldera del Halemaumau | ¡Orgullo tricolor! Vizquel y Santana debutan como candidatos al Salón de la Fama | El tren fantasma de Abraham Lincoln | Premiada la honradez de esta venezolana al devolver 300 dólares | Síntomas que te avisan que tienes problemas en el Hígado | Día Nacional del Paciente Reumatico | Ya puedes escuchar completo «La Lucha» nuevo álbum de la La Vida Bohème | Lights Out, el corto que te pondrá los pelos de punta en tan solo tres minutos | La historia de las gemelas asesinas |

¿Dormir con el celular sera bueno?



Una gran mayoría de los que tenemos teléfonos inteligentes nunca los dejamos descansar, los colocamos encendidos sobre nuestra mesita de noche para que hagan de despertador, y en venganza, ellos tampoco nos dejan dormir a nosotros.

Publicidad:

También puedes leer: 20 situaciones que los hombres nunca entenderán de las mujeres

Expertos afirman que dormir con un celular inteligente en una habitación puede tener un impacto negativo en la calidad de nuestro sueño, ya sea por culpa de la luz que emiten o por el modo en que estos nos mantienen alerta.

Estudios recientes indican que es muy posible que muchos de nosotros estemos sumidos en un ciclo vicioso como resultado del uso inadecuado de los smartphones.

Publicidad:

Según investigadores de la Universidad Estatal de Michigan, en Estados Unidos, el uso de celulares inteligentes antes de ir a dormir (y a veces incluso durante la noche) reduce la cantidad y la calidad de nuestro sueño.

La fatiga matutina al día siguiente hace que nuestro rendimiento en el trabajo sea mucho menor, y está directamente vinculado con un mayor uso del smartphones por la noche. Otro de los factores que afectan nuestro sueño es la luz azul que emiten tanto los smartphones, como tabletas y computadoras.

Está comprobado que este tipo de luz penetra fácilmente a través de nuestros parpados y activa un estado de alerta en el cerebro. También se cree que dormir con el celular podría mantenernos en un estado de alerta inconsciente, que deja a nuestro cerebro a la espera de recibir un mensaje o una llamada, del mismo modo que nos sucede cuando nos despertamos segundos antes de que suene el despertador.

Algunos estudios señalan además que las ondas radioeléctricas también podrían alterar el sueño.