Tucucu.com
El cuento de ALONSO ANDREA DE LEDESMA | Exmanager robó a Alanis Morissette | Personajes en caricatura de la estación del metro aeroporto de Lisboa | Fenómeno inexplicable «El Flujo oscuro» | Instrumentos Diferentes o Raros el “Didgeridoo” | El Dios de los católicos romanos no es el Dios de la Biblia | Tal día como hoy «Steve Lee» | La famosa «piscina del diablo» en las Cataratas de Victoria | Tomar agua de limón y jengibre en ayunas para limpiar el hígado | Cómo eliminar las marcas de agua de la madera fácilmente |

¿Cómo cuidar la piel de tu bebé del sol?



Lo más importante que no se te debe olvidar a la hora de llevar a tu bebé donde pueda haber mucho sol es hacer uso del protector solar, lo más recomendable es que este sea de un Factor de Protección Solar(FPS o SPF por sus iniciales en inglés «Sun Protection Factor») muy alto, como lo más bajo que puedes usar es de 15 a 30, y que el mismo sea de amplio espectro, es decir que proteja de los rayos UVA y los UVB.

Publicidad:

También puedes leer: Errores que no debes cometer en tu rutina de belleza

Si estos no tienen olor y son antialérgicos mucho mejor. Estos deben ir aplicados en la piel del niño correctamente ( a menudo no se aplica en todas las partes del cuerpo que están expuestas al sol), lo ideal es aplicarlo 30 minutos antes de la exposición y luego cada dos horas o cuando el niño esté en contacto con el agua por mucho rato.

Pero el trabajo no termina allí, esto es tan sólo las medidas preventivas para evitar problemas con el sol y las quemaduras que puede ocasionar.

Publicidad:

Otras técnicas que no siempre son usadas, son el de usar ropa con telas como el algodón, además de hacer uso de sombrero e incluso unos lentes para proteger sus ojos.

Otro detalle primordial es buscar algún lugar bajo la sombra, árboles, sombrillas o parasoles.

Otro mito es el hecho de creer de que si esta nublado no le afectará, todo lo contrario le sigue afectando pues los rayos pueden traspasar las nubes sin problema alguno.

La mayor exposición al sol esta en las horas de mayor radiación como lo son desde las 10am hasta las 4pm.

Si tu bebé tiene menos de 6 meses de edad, no debes exponerlo al sol, ya que no sólo se queman con facilidad, sino que su cuerpo aún no está acostumbrado a manejar esos aumentos de temperatura como los niños mayores lo que lo podría sobrecalentar e incluso deshidratar.